apple

Hace apenas unos meses, el Departamento de Justicia de Estados Unidos revelaba que el FBI habí­a conseguido acceder al iPhone que se usó en el tiroteo perpetrado por un terrorista en San Bernardino (California), después de que la compañí­a Apple se hubiera negado en rotundo a ofrecer esta posibilidad a la policí­a. Pensaba, la de Cupertino, que con ello abrí­a la puerta a la inseguridad para el resto de usuarios que tienen un dispositivo de Apple en su bolsillo. La compañí­a no quiso colaborar con la policí­a, que estaba intentando acceder a los datos del autor de los ataques que causaron la muerte de 14 personas y que, según las autoridades, estaba vinculado con el terrorismo. Ya en ese momento, la policí­a dijo que primero era la seguridad de los ciudadanos, así­ que se las ingeniaron para obtener la información digital que pudiera proporcionarles pistas para resolver el caso o encontrar nuevos indicios y pistas.

fbi apple

Meses después, el FBI ha respondido a la demanda de varias organizaciones de noticias que en septiembre preguntaron por cómo se habí­an obtenido los datos del iPhone del autor de los ataques. Ahora el FBI ha publicado un documento de 100 páginas que ofrece información en este sentido, aunque según la Associated Press, están absolutamente censuradas. Hay que indicar, además, que los documentos no indican en ningún caso a quién se contrató para hackear el teléfono, ni cuánto dinero se pagó por conseguirlo. La publicación de este informe es una consecuencia directa de la demanda presentada contra el FBI por Associated Press, Vice y Gannet, tres agencias de noticias que argumentaban que la sociedad tení­a derecho a saber cómo y cuánto dinero ha gastado el gobierno para conseguir esta información. También ha reclamado que se haga público si el iPhone tiene algún tipo de problema o vulnerabilidad que pueda dejar a los propietarios de estos dispositivos en peligro.
apple
La documentación que acaba de presentar el FBI revela que se recibieron tres propuestas de diferentes empresas dispuestas a hackear el teléfono de Apple, aunque la que finalmente se hizo con el encargo firmó un acuerdo de no divulgación. Esta es la información que ha podido revelar la Associated Press. Los detalles más suculentos del caso no han sido publicados.
El tira y afloja que en su momento mantuvieron Apple y el gobierno de Estados Unidos terminó en un notorio desacuerdo. La compañí­a de la manzana no quiso desbloquear el dispositivo del terrorista, así­ que el FBI tuvo que ingeniárselas para hacerlo por su cuenta. Ya en ese momento dijeron que estaban escrutando todas las opciones disponibles para acceder a los datos de ese iPhone y que intentarí­an contar con la cooperación del fabricante por todos los medios. Pero como Apple no estaba por la labor, los responsables del FBI declararon que confiarí­an en la creatividad del público y en la del sector privado, en clara referencia a las empresas de hackers que podrí­an colaborar en la misión.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre... ,