canon digital

El canon digital ha vuelto. Y lo ha hecho para quedarse (otra vez). Hace apenas unos dí­as te contamos que el Gobierno de Mariano Rajoy ya estaba preparando una nueva versión del canon digital. Pues bien, hoy hemos sabido que el canon digital encarecerá los móviles, discos duros o DVD que compremos. El borrador del Real Decreto que se acaba de dar a conocer y que se encargará de regular el nuevo canon digital se complementa con una disposición transitoria en la que se indican las cantidades que los fabricantes tendrán que abonar por los diferentes equipos y soportes que comercialicen. El coste extra será de 1,1 euros para teléfonos móviles o de 12 euros, en el caso de los discos duros, mientras que se habrí­a detallado un apartado de dispositivos portátiles, entre los que encontrarí­amos reproductores de fonogramas, videogramas y otros contenidos sonoros, visuales o audiovisuales, a los que se aplicarí­a un coste extra de 3,15 euros por cada uno.

Pero esto no es todo. En este listado también se han incluido CDs (de cualquier tipo, regrabables o no) con un coste de 17 céntimos de compensación por copia privada por cada uno de ellos. Los DVD tendrán un añadido de 44 céntimos la unidad, mientras que las memorias USB tendrán un coste extra de 30 céntimos para cada una. Por último, hay que indicar que todos los equipos que puedan copiar, imprimir, enviar fax y escanear y pesen menos de 17 kilos, llevarán un añadido de casi 8 euros.

rajoy canon digital

Pero ojo, que no estamos ante una ley en firme. Lo que por ahora ha trascendido es una propuesta inicial en forma de borrador, que todaví­a puede sufrir modificaciones importantes y que tiene que pasar por el intrincado proceso de tramitación de una ley. Cabe indicar, además, que los términos y condiciones de esta ley tendrán que ser negociados por las empresas tecnológicas y las entidades de gestión de derechos. Será eminentemente necesario que se pongan de acuerdo, pero si no fuera así­, serí­a la Sección Primera de la Comisión de Propiedad Intelectual la que deba intervenir para solucionar el caso. Además, estos extremos tendrán que ser revisados con el Ministerio de Agenda Digital y lógicamente, pasar por el Ministerio de Economí­a.

Y aunque lo más probable es que los consumidores no estén muy satisfechos con la imposición de un canon digital en cualquier soporte – aunque no usen los CDs, DVDs y demás equipos y/o soportes, los autores han mostrado ya su satisfacción por el regreso de este impuesto. Músicos, escritores y cineastas creen que el modelo impulsado por el presidente Zapatero en su momento es positivo para la industria y para los derechos de los artistas, así­ que esperan que esta propuesta se materialice negro sobre blanco de manera definitiva.

canon digital nuevo

Algunos de ellos consideran que este canon deben pagarlo las empresas tecnológicas que, indican, son las que verdaderamente se benefician de la piraterí­a, ya que son las que venden los soportes y los equipos que sirven para realizar las copias. Indican, asimismo, que la eliminación del canon durante estos últimos cinco años ha generando grandes perjuicios para la industria cultural, mermando sus posibilidades de inversión, de promoción y de compensación por derechos, esta última, una labor í­ntegramente reservada para las entidades gestoras de la propiedad intelectual. No en vano, desde que en 2012 entró en vigor la nueva compensación que se cargaba directamente a los Presupuestos Generales del Estado, la recaudación por este concepto pasó de 100 millones de euros a tan solo 5.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre...