alzheimer led

Hay luces LED por todas partes. Con la llegada de la Navidad todaví­a más. Parpadean, son bonitas, acogedoras y además… pueden curar. Esto es lo que se desprende del estudio que acaba de publicar la revista Nature, en el que, tras realizar distintas pruebas sobre ratones, se ha descubierto que las luces LED parpadeantes pueden ayudarnos a tratar el Alzheimer. Es la enfermedad del siglo XXI. El Alzheimer y las demencias son una epidemia que está afectando a nuestros padres y abuelos: 1 de cada 10 mayores de 65 años las sufren. Según datos de la Fundación Pasqual Maragall, en el mundo hay 46 millones de personas afectadas y si no se encuentra una cura eficaz, en 2050 esta cifra se triplicará. Cada 3 segundos se diagnostica en nuevo enfermo en el mundo, así­ que hay que actuar. Los responsables del estudio, cientí­ficos del Instituto Tecnológico de Massachussets (MIT), creen que las luces LED parpadeantes podrí­an terminar siendo efectivas para tratar la enfermedad.

Las pruebas se han llevado a cabo con ratones genéticamente modificados para desarrollar la enfermedad de Alzheimer, que habrí­an sido expuestos a luces LED parpadeando a 40 hercios. Los animales, en las primeras etapas del Alzheimer, habrí­an visto reducidos los niveles de proteí­na beta amiloide en sus cerebros. ¿Y esto que significa? Pues bien, para comprenderlo hay que saber que el amiloide beta es la sustancia que se acumula formando placas que interfieren en el normal funcionamiento del cerebro. Además, este mismo experimento llevado a cabo durante siete dí­as con ratones en etapas avanzadas de la enfermedad habrí­a reducido de manera considerable las placas de esta sustancia en sus cerebros.

Los hallazgos son muy importantes, pero los cientifí­cos todaví­a tienen que averiguar si esta técnica serí­a efectiva en pacientes afectados por esta enfermedad. Las luces LED parpadeantes son capaces de estimular la oscilación gamma. Esta es precisamente la que transforma las células inmunes (microglia) que se inflaman y secretan sustancias quí­micas tóxicas, las encargadas de propiciar el deterioro cerebral. Al limpiar los amiloides, las células inmunes funcionales serí­an capaces de combatir la formación de placas que dañan el funcionamiento normal del cerebro.

alzheimer enfermedad led

Ahora este equipo cientí­fico tiene que valorar otras cuestiones. Por ejemplo, hay que determinar cuánto tiempo habrí­a que exponerse a estas luces y cuál serí­a la duración de sus efectos, porque los ratones en etapas tempranas de la enfermedad que fueron sometidos al experimento, tan solo vieron reducidos los niveles de amiloides durante 24 horas. A todo esto, también será imprescindible comprobar si esta exposición puede tener efectos secundarios o generar cambios en su comportamiento. Esto significa que la aplicación en humanos y los avances reales para la cura de esta enfermedad todaví­a no están claros y que, lógicamente, aunque lo estuvieran, tardarí­a mucho en hacerse realmente efectivos.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Otras noticias sobre... ,