apple car

Parece que por fin Apple se decide. Tras infinidad de rumores en ambas direcciones, finalmente tenemos comprobaciones empí­ricas de que Apple sí­ se quiere meter en el negocio de los coches autónomos. De hecho, informaciones recientes daban a entender todo lo contrario, con lo cual este giro final de guión ha dejado a muchos con la palabra en la boca. Para disipar cualquier duda, Apple lo ha dejado claro por escrito a través de una carta a los reguladores de transporte de EEUU, en la que afirman estar “entusiasmados con el potencial de los sistemas autoconducidos en muchas áreas, incluido el transporte“. También afirman que se pueden alcanzar “beneficios significativos para la sociedad” con los coches automáticos. Otras informaciones confirman además que Apple ya habrí­a registrado los dominios “apple.car” y “apple.auto“, aunque todaví­a no se visualiza nada si se escribe en el navegador.

apple tienda en hong kong

En el contenido general de la carta, escrita por Steve Kenner, director de integridad de producto en Apple, hay un par de puntos a resaltar, como la petición de que las regulaciones no pongan demasiadas trabas al proceso de prueba de los coches autónomos, dando con ello las mismas oportunidades “tanto a las empresas ya establecidas como a las empresas que entren nuevas en el sector“. Sin duda, era el momento perfecto para incluir el emoticono del guiño. Por otro lado, también propone que las empresas de este sector compartan datos sobre sus experiencias fallidas en pruebas, incluyendo accidentes o malfuncionamientos, para poder crear una imagen más clara del tipo de producto que se está creando, y hacer más segura su implantación en el mercado por todo tipo de empresas, eso sí­, sin comprometer la privacidad de los datos de los individuos participantes en pruebas de cualquier tipo. Frases como éstas no solo nos dan pistas obvias del interés de Apple en este sector de negocio, sino que también nos dan a entender que los de Cupertino no están pensando solo en proporcionar software para coches autónomos, sino que muy probablemente querrán entrar en la producción propia de automóviles, lo que supondrí­a un salto de gigante en su concepto de empresa.

apple-car

Uno más a la zaga

Apple es el último participante de una carrera que lleva tiempo en marcha: Google ya está haciendo pruebas en carretera con coches autónomos, mientras que desde Tesla, cuyos coches acaban de llegar al mercado español, se afirma que sus coches ya tienen incluido el software necesario para la autoconducción. En Ford se afirma que en 2017 empezarán sus pruebas de coches autónomos, buscando implantarlos al consumo masivo para 2021. También Samsung ha mostrado interés en este sector al comprar Harmanempresa de audio pero también especializada en software para automóviles, aunque en este caso sus planes concretos están todaví­a por ver. Lo que es un hecho es que el futuro de la industria del automóvil pasa por su fusión con la electrónica punta, lo que está haciendo que las lí­neas divisorias entre diferentes sectores de negocio sean cada vez más borrosas. Cuando muestren interés las operadoras móviles será indicativo indudable de que el cambio es real, y puede que no sea un dí­a muy lejano.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Otras noticias sobre...