Google Allo es la nueva aplicación de mensajerí­a de Google. Una herramienta sencilla y directa que imita algunos planteamientos vistos en WhatsApp, Telegram, Snapchat y Facebook Messenger. De hecho, solo hay que echar un vistazo a su pantalla principal para ver cómo copia algunos aspectos visuales de estas aplicaciones. Algo que también se nota en su configuración, en la que es necesario registrarse con un número de teléfono.

Como herramienta de mensajerí­a, Google Allo ofrece conversaciones individuales, en grupo y de incógnito. Todo ello con contactos que también estén utilizando la aplicación.

En las conversaciones encontramos funciones básicas como el enví­o de mensajes y el justificante de llegada y lectura. Por supuesto, también permite tomar fotos y ví­deos y compartirlos. Además, como en WhatsApp, ofrece la posibilidad de editarlos para escribir y dibujar sobre estos contenidos.

Más interesante es el uso de los stickers o pegatinas. Algo que llegó de mano de la aplicación LINE, pero que Google Allo mejora gracias a la animación. Así­, encontramos elementos estáticos, pero también animaciones mucho más expresivas. Si las que llegan por defecto no nos satisfacen, siempre es posible pasarse por la tienda y descargar nuevas colecciones. De momento existe una larga variedad gratuita.

Sin embargo, también tiene puntos exclusivos. Uno de ellos es el tamaño de letra. Al permanecer pulsado el botón de enví­o y deslizar el dedo hacia arriba, el mensaje escrito aumenta de tamaño. Y disminuye si se desliza hacia abajo. Una función muy útil para dar expresividad y dramatismo.

Hay que destacar los chats de incógnito. Se trata de conversaciones totalmente privadas. Y es que Google aplica un cifrado de extremo a extremo que impide el robo o filtración de información a terceros. Ni siquiera Google puede leer lo que se habla entre los usuarios. Eso sí­, son chats individuales. En ellos, además, es posible establecer un temporizador de autodestrucción de mensajes, y sus notificaciones no muestran ningún contenido. Claro que, a cambio, se pierde la presencia del asistente de Google, su punto para triunfar en el mercado de la mensajerí­a.

¿Y cuál es ese asistente? Pues nada más y nada menos que un bot o robot que facilita algunas tareas al usuario directamente en los chats. Se puede acceder a él desde su propia conversación. Eso sí­, de momento está en fase de desarrollo y solo habla en inglés, aunque entiende bastante bien el español.

Es posible interactuar con él como si se tratase de una persona. Incluso ofrece juegos y divertimento directamente en la aplicación. Sin embargo, su utilidad reside en buscar información para el usuario. Cuestiones sencillas como el tiempo que hace en un lugar, o restaurantes para ir a cenar cerca de donde se encuentra, entre otras muchas cosas más. Solo hay que preguntarle con lenguaje natural o usar las burbujas con funciones rápidas que aparecen encima del teclado. Es capaz de buscar en Internet y mostrar todo tipo de información en pantalla o enlazarla. Todo ello pudiendo invocarlo también en chats grupales o con otros contactos para que ayude a planear algo en conjunto o para que resuelva dudas comunes.

así­ es google allo

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp