BMW i3

El coche eléctrico ha llegado a Cabify, la empresa española que compite con el taxi para trayectos en ciudad. Y en tuexperto.com hemos querido probar uno de estos coches nuevos de su flota. ¿Cuánto cuesta el servicio del coche eléctrico? ¿Qué tipo de coche es? ¿Qué autonomí­a ofrece su baterí­a? ¿Cuánto pasajeros pueden viajar en él? A todas estas preguntas (y alguna más) trataremos de contestar a continuación.

Sábado por la noche en Madrid. Estamos junto a la estación de Atocha y queremos volver a casa. Abrimos la aplicación de Cabify y entre los distintos tipos de coche a elegir, descubrimos la nueva opción de coche eléctrico. Solicitamos uno de estos y a esperar. A los 5 minutos aparece el conductor asignado conduciendo un BMW i3.

BMW i3 es un coche eléctrico que el famoso fabricante de automoviles alemán lanzó en 2013 al mercado. Es un vehí­culo de 5 puertas para 4 pasajeros. Sobre su autonomí­a, la marca afirma que puede aguantar 300 kilómetros sin recargar. Y sobre su potencia lleva un motor de 170 CV. Bien, pero basta de la teorí­a y el marketing. En tuexperto.com nos hemos montado en uno de ellos y, sobre todo, hemos preguntado al conductor para que nos revele los datos reales tras varios dí­as de conducción.

Lo primero que se nota es que el pasajero no puede abrir las puertas traseras. Ni desde fuera del vehí­culo, ni desde el interior. Eso obliga al conductor de Cabify a tener que salir para facilitar la entrada. Y es que primero hay que abrir la puerta delantera correspondiente para que, a continuación, se pueda abrir la trasera. En el interior caben cuatro pasajeros sin extras. No es un coche para ir cinco personas. Sólo dos delante y dos detrás. Y nada de sillas de niños. El maletero, por su parte, tiene capacidad para llevar una maleta grande o dos pequeñas. Suficiente para un viaje de trabajo o de pareja que no se lleva el armario de casa a cuestas. Abstenerse amantes de los bultos.

Cabify aplicaciónRespecto a la autonomí­a real, este BMW i3 puede alcanzar los 150 kilómetros de rodaje. Una vez rebasada esa distancia sólo hay dos opciones. Parar el coche para enchufarlo a la corriente y esperar unas dos horas y media a que se haya cargado del todo. O aprovechar el motor que actúa como un generador de electricidad. Para poner en marcha este motor, cuenta con un pequeño depósito de gasolina con capacidad para menos de 10 litros. Está claro que esto solo da para una emergencia o para aguantar hasta llegar al punto de carga. Porque si se extiende el tiempo con el uso de gasolina, la visita a la gasolinera está casi asegurada.

En el viaje observamos un ruido más elevado que el de un motor de gasolina convencional y, desde luego, nada que ver con el silencio habitual de un coche eléctrico. En este caso, el conductor nos aclara que está utilizando el motor como generador de electricidad. Motivo por el que se produce un cierto ruido molesto. Al final del trayecto de unos 12 kilómetros, desde el centro de Madrid hasta casa la aplicación cobra en la tarjeta de crédito 9,77 euros. Y no menciona nada de descuento, pese a que Cabify anuncia estos dí­as un descuento para la gama de coches eléctricos.

[Actualización] Sobre el descuento, desde Cabify nos comentan que sí­ se realizó sobre el viaje, aunque efectivamente no aparecí­a en el desglose del pago, como sí­ lo hace en otras ocasiones y con otras promociones.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp