Xbox One S

La nueva Xbox One S ya está a la venta en España. Microsoft ha rediseñado su consola de sobremesa para darle un nuevo aspecto exterior pero, sobre todo, soporte para reproducir ví­deo con resolución 4K y HDR. No es raro ver una revisión de la versión inicial de una consola. En la pasada generación tuvimos varias revisiones, tanto de la Xbox 360 como de la PS3. En la actual generación Microsoft ha sido la primera en mover ficha. Pero, ¿qué nos ofrece exactamente la nueva Xbox One S? Vamos a repasar sus caracterí­sticas y qué diferencias encontramos con la Xbox One.

Nuevo diseño

El cambio más obvio de la nueva Xbox One S es su diseño. Además del nuevo color blanco, la compañí­a ha conseguido reducir el tamaño de la consola en nada menos que un 40%. Sin embargo, la compañí­a de Redmond no ha querido arriesgar mucho en el nuevo diseño y ha vuelto a realizar una consola con un diseño muy sobrio, con esquinas puntiagudas. La carcasa se diferencia en dos mitades. Por un lado tenemos una parte lisa y por otro lado tenemos otra parte agujereada, ofreciendo así­ una gran ventilación. Por último, pero no menos importante, el diseño de la nueva Xbox One S incluye una gran novedad. La fuente de alimentación pasa a estar dentro de la consola, algo que los usuarios seguro que agradecen.

Xbox One S

Soporte para ví­deo 4K y HDR

Además del nuevo diseño, otro de los grandes reclamos de la nueva Xbox One S es el soporte para reproducir ví­deo con resolución 4K y en HDR. Es muy importante resaltar que el soporte se limita a reproducir ví­deo y no a los juegos. No obstante, uno de los responsables de la compañí­a confirmó hace unos dí­as que la nueva consola incluí­a una CPU y una GPU actualizadas, es decir, más potentes. Aunque, al mismo tiempo, también se confirmó que la única mejora sobre los juegos serí­a un escalado a 4K del ví­deo, nada más. Los juegos serán los mismos en Xbox One y en Xbox One S. Para aprovechar este escalado, como es lógico, tendremos que ser poseedores de un televisor que soporte la resolución 4K. Así­ pues, para ver juegos en resolución 4K nativa tendremos que esperar a una nueva generación.

Xbox One S

Lo que sí­ aprovecharán algunos juegos será el soporte HDR. Según los responsables de la compañí­a, algunos juegos como Gears of War 4 y Forza Horizon 3 aprovecharán la tecnologí­a de alto rango dinámico para ofrecer colores más luminosos y un mayor contraste entre claros y oscuros.

Donde sí­ podremos aprovechar la reproducción de contenido 4K, y también HDR, será en la reproducción de ví­deo, tanto en streaming, con aplicaciones como Netflix, como directamente en el reproductor Blu-ray que incorpora la consola. Esto convierte a la Xbox One S en uno de los reproductores Blu-ray UHD más económicos del mercado.

Nuevo mando y versión con 2 TB de disco duro

La nueva Xbox One S incluye también un nuevo mando inalámbrico. El diseño se ha renovado ligeramente para ofrecer unas nuevas zonas de agarre y hacerlo más ergonómico. Además, el nuevo mando incluye conexión Bluetooth integrada, pudiendo así­ utilizar el mando con otros dispositivos como ordenadores y tabletas.

Por último, la Xbox One S ofrece una nueva versión con 2 TB de capacidad de almacenamiento. La nueva consola está ya a la venta con un precio de 400 euros en su versión de 2 TB. Esto supone un aumento de precio de 100 euros frente al precio actual de la Xbox One.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.