Samsung UBD-K8500

El Samsung UBD-K8500 es el primer lector Blu-Ray UHD 4K de la compañí­a coreana. Este lector nos ofrece la posibilidad de ver las pelí­culas en formato UHD con una resolución de 3.840 x 2.160 pí­xeles, es decir, 4 veces más resolución que la de un Blu-Ray convencional. Pero aunque el aumento de resolución es uno de los puntos más llamativos a la hora de hablar de este tipo de reproductores, es todaví­a más importante saber que este lector Blu-Ray ofrece compatibilidad con imágenes de Alto Rango Dinámico, es decir, HDR. El formato HDR ofrece un mayor impacto en la calidad de imagen, consiguiendo unos colores más naturales y unos negros más profundos. Hemos tenido ocasión de probar a fondo el lector Blu-Ray UHD Samsung UBD-K8500 y os contamos qué nos ha parecido.

Diseño y conectividad

Lo primero que llama la atención de este reproductor Blu-ray es su diseño curvado. La compañí­a coreana lleva algún tiempo dotando de este diseño a sus reproductores para que coincida con el de sus televisores. Samsung ha utilizado un acabado cepillado y una parte frontal con ángulos que sobresalen ligeramente y que le dan un toque de elegancia. El reproductor tiene unas medidas de 40,6 x 5 x 22,8 centí­metros y pesa 1,9 kilogramos. Es un reproductor bastante grande, al menos comparado con los últimos modelos de Blu-ray de Samsung o con algunos modelos de Sony.

Samsung UBD-K8500

En la parte frontal tenemos cuatro botones sensibles al tacto situados en la parte derecha del reproductor, mientras que la bandeja para los discos se sitúa en la parte izquierda. En la bandeja tenemos un logotipo que nos muestra que estamos ante un reproductor UHD y justo encima tenemos el logotipo de la marca. En el centro volvemos a tener un logotipo que nos confirma que estamos ante un reproductor UHD. No tenemos ningún tipo de panel LCD que nos dé información, solamente un pequeño LED que se iluminará en rojo cuando el equipo esté apagado y en verde cuando esté encendido. Debajo de los botones tendremos un puerto USB cubierto por una pequeña tapa de plástico que, la verdad, no pega demasiado con el diseño del lector.

Samsung UBD-K8500

Las conexiones en el Samsung UBD-K8500 son bastante escasas. Algo que nos ha gustado mucho es que este lector Blu-ray de Samsung incorpora dos salidas HDMI. Esto significa que podemos conectar una de las salidas a nuestro televisor 4K y la otra conectarla a nuestro receptor AV para pasarle el sonido. Es perfecto si tenemos un televisor 4K pero nuestro receptor AV no es compatible con este tipo de señales.

Samsung UBD-K8500

La salida HDMI principal es HDMI 2.0, es compatible con HDR y utiliza protección anticopia HDCP 2.2. Además de los dos HDMI también tenemos una salida de audio digital óptica y un puerto Ethernet. El lector lleva conexión WiFi integrada, pero no incorpora ningún tipo de salida analógica. Es un claro “renovarse o morir”.

En cuanto al mando a distancia, es un mando pequeño, con la parte delantera en un acabado cepillado, al igual que el lector. La parte trasera tiene un acabado rugoso que hace que el mando sea menos resbaladizo. En la parte superior tenemos los botones necesarios para utilizar el Blu-ray, mientras que en la parte de abajo tenemos cuatro botones para controlar el televisor (Encendido, Fuente y Volumen).

Samsung UBD-K8500

Caracterí­sticas técnicas

Además de la reproducción de discos Blu-ray UHD, el Samsung UBD-K8500 ofrece algunas caracterí­sticas muy interesantes. El lector es capaz de reproducir discos Blu-ray normales y discos DVD, escalando la imagen a la resolución 4K. Además, y aunque los televisores de la compañí­a de este año no son compatibles con las señales 3D, este reproductor sí­ es capaz de leer discos Blu-ray 3D, aunque no con resolución 4K. En cuanto al audio, este lector puede reproducir CD´s pero no SACD o DVD-Audio.

El lector permite reproducir archivos desde el puerto USB que tiene en la parte frontal, incluyendo cualquier archivo de ví­deo 4K. El reproductor que incorpora el dispositivo es compatible con los archivos MKV, DivX, AVCHD, WMV y JPEG.

Y dejando de lado la reproducción a nivel fí­sico, el Samsung UBD-K8500 también nos ofrece la posibilidad de reproducir ví­deo en streaming mediante aplicaciones como Netflix o YouTube. Con Netflix podremos reproducir ví­deo con resolución 4K, sin embargo, no es compatible con la reproducción de ví­deo HDR. Más tarde entraremos en detalle de la parte smart que nos ofrece el lector.

En cuanto al audio, el lector es compatible con los sistemas de sonido HD, pudiendo decodificar los 7.1 canales de los formatos Dolby True HDDTS HD Master Audio. También nos ofrece la posibilidad de hacer bitstream a través del conector HDMI y pasar el sonido a nuestro receptor AV para que él se encargue de decodificarlo.

Interfaz y aplicaciones

Samsung UBD-K8500

El lector Samsung UBD-K8500 incluye la misma interfaz de otros lectores Blu-ray de la compañí­a. La pantalla de inicio muestra tres paneles grandes (disco, multimedia y aplicaciones de Samsung) y justo debajo tenemos un acceso a algunas aplicaciones recomendadas, tres aplicaciones que hayamos configurado como favoritas, la opción Screen Mirroring y el acceso a la Configuración.

Si entramos en el apartado Multimedia tendremos acceso a nuestros discos duros en red o a nuestro ordenador si lo tenemos configurado. El acceso a las carpetas es rápido y los ví­deos y canciones se cargan rápidamente. Lo mismo ocurre con los discos Blu-ray. Hemos medido el tiempo de carga de un disco Blu-ray y el tiempo medio de carga ha sido de 19-20 segundos.

Samsung UBD-K8500

En cuanto a aplicaciones, el sistema de Samsung nos ofrece las más habituales, aunque hay que reconocer que no son demasiadas. Como comentábamos anteriormente, no faltan aplicaciones como Netflix, YouTube, Wuaki o Plex, pero echamos en falta las aplicaciones de las cadenas de televisión, como Atresplayer o MiTele. Además de las aplicaciones para ver ví­deos en streaming, también tenemos Juegos, aplicaciones de Deporte, Redes sociales o Información.

Samsung UBD-K8500

En general la interfaz es bastante colorida y estéticamente agradable, aunque no se mueve con la misma fluidez que el sistema utilizado en los televisores de la propia compañí­a.

Calidad de imagen

Para realizar las pruebas de imagen hemos conectado el Blu-ray Samsung UBD-K8500 al televisor Samsung UE65KS9000. El único disco Blu-ray UHD que tení­amos disponible era la pelí­cula Batman Vs Superman. Como vimos en el análisis del televisor, el reproductor proporciona unas imágenes impresionantes, con gran nitidez, muchos detalles y colores intensos. Es probable que en otras pelí­culas más coloridas, como La Vida de Pi, se consiga una imagen todaví­a más espectacular.

Pero no es el aumento de resolución lo realmente importante del formato UHD. Lo que realmente hace diferente a la ultra alta definición son el HDR y la amplia gama de colores. Eso sí­, para conseguir que todo luzca como debe, necesitaremos que todos nuestros aparatos estén preparados. Necesitaremos un televisor con resolución 4K y compatible con HDR, el reproductor compatible y un cable HDMI compatible con señales 4K. En nuestras pruebas utilizamos en un principio un cable más antiguo y la imagen se cortaba.

Samsung UBD-K8500

Es justo decir, sin embargo, que el cambio de resolución entre un Blu-ray normal y un Blu-Ray UHD 4K no es todo lo impresionante que cabrí­a esperar. Si bien es cierto que la imagen es más ní­tida y que gracias al HDR se pueden apreciar unos colores más naturales, no vamos a tener el efecto “wow” que se consiguió con el cambio del DVD al Blu-ray. Debemos tener en cuenta que la combinación HDR y la amplia gama de colores del Blu-ray no se traduce en imágenes más brillantes, al contrario, conseguiremos una imagen más natural, más cinematográfica.

Lo más probable es que nuestra colección de Blu-ray UHD sea todaví­a bastante limitada. Por ello, el reproductor Blu-ray Samsung UBD-K8500 incorpora un sistema de escalado que aumentará la resolución de cualquier contenido hasta alcanzar el 4K. El trabajo que hace el dispositivo es realmente bueno. Como es lógico, un disco Blu-ray se verá mucho mejor que un disco DVD, pero aún así­ podremos ver nuestra colección de DVD con una calidad más que decente.

Conclusiones

El Samsung UBD-K8500 es un gran reproductor Blu-ray UHD para los que quieran disfrutar de la máxima calidad posible en sus casas. Si lo acompañamos con un buen televisor 4K compatible con HDR, conseguiremos unas imágenes impresionantes, muy ní­tidas, con colores vivos y brillantes y, sobre todo, muy naturales.

Samsung UBD-K8500

Aunque los 400 euros que cuesta puede ser un handicap importante, debemos tener en cuenta que es una inversión de futuro. El dispositivo es compatible con prácticamente cualquier disco que tengamos ya en casa, además consigue sacar “un extra” a nuestras antiguas pelí­culas gracias a su sistema de escalado. Por otro lado, tendremos todo un reproductor multimedia, gracias a la posibilidad de reproducir contenido de nuestra red local y contenido en streaming con resolución 4K a través de la aplicación de Netflix.

En definitiva, un reproductor que, siempre que tengamos un televisor adecuado, nos permitirá disfrutar de una calidad de imagen excepcional en la actualidad y nos asegurará que estamos preparados para lo que viene.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre... ,