Evolución desde el 1G hasta el 5G tal y como la ha planteado Dr. Peiying Zhu de Huawei

Evolución desde el 1G hasta el 5G tal y como la ha planteado Dr. Zhu Peiying de Huawei

Son solo un número y una letra. Pero juntos se han convertido en el futuro de nuestros móviles. 5G parece a simple vista la evolución de otros dos caracteres a los que ya nos hemos acostumbrado, 4G. Hoy parece imposible fabricar un móvil que no sea compatible con ese 4G. Pero el futuro 5G ya se asoma.

Lo que 5G nos ofrecerá es, sobre todo, velocidad. En concreto, se espera que se alcancen picos de velocidad de hasta 10 Gbits por segundo en un móvil. Es decir, en teorí­a podrí­amos alcanzar velocidades de descarga de más de 1.200 megas por segundo. Pero no es lo único, también es un tipo de conexión que está preparado para un futuro lleno de todo tipo de gadgets y pequeños objetos conectados a Internet. Así­ es como lo hemos visto esta semana en el encuentro de innovación de Huawei celebrado en Paris.

En el inicio fue el 1G. Corrí­an los apreciados y nostálgicos años 80 cuando la industria arrancó con un 1G cuyo objetivo era sencillamente lograr que la voz analógica circulara por las redes móviles del mundo. Así­ de modesto.

En los años 90 llegó la siguiente evolución. La voz digital. Y a ese logro se le bautizó como 2G. El siguiente paso en una industria que crecí­a a pasos agigantados.

Con el cambio de siglo empezamos a ver los primeros intentos tí­midos de ver algo parecido a Internet en el móvil. Para entonces ya estábamos en el 3G y alguno le llamaba a eso incluso Internet móvil.

Aunque no fue hasta la llegada del 4G en la década de 2010 cuando empezamos a ver realmente la explosión de las aplicaciones en el móvil. Estos dos caracteres hicieron posible que enviar las fotos y los ví­deos por WhatsApp, colgar el álbum de instantáneas en Facebook o ver la última monada gatuna en YouTube no fuera una pesadilla.

Huawei-Innovation-Day-2016

Pero como todo en tecnologí­a, ya hay quien prepara en la trastienda el siguiente protocolo. La siguiente tecnologí­a que nos permitirá evolucionar. Y en eso consiste el 5G.

En concreto, en alcanzar una velocidad de 10 Gigabits por segundo. O en lograr una latencia de tan sólo un único milisegundo. Un valor clave para marcar el rendimiento en juegos online o ví­deos en streaming (de hecho, se considera que la latencia es tan importante como la propia velocidad cuando hablamos de conexiones potentes). Todo ello en un panorama internacional donde convivirí­an 100.000 millones de dispositivos conectados de todo tipo. Por supuesto móviles. Pero también teles inteligentes, gafas de realidad virtual, dispositivos de juegos, coches, electrodomésticos y todo tipo de objetos inteligentes de mayor o menor tamaño. Hasta lámparas, llaveros, detectores o neveras. La idea es que nada se quede sin su conexión a Internet o que todo pueda ser conectado a este futuro.

Y para estar preparados para ese inminente futuro, la industria ya avanza en el protocolo 5G. Fabricantes, operadores, ingenieros… Sólo en el caso de Huawei, por ejemplo, hay más de 500 expertos volcados en el tema. O nueve centros de investigación dedicados con una inversión de unos 535 millones de euros desde el año 2013.

Y ¿cuándo veremos la realidad de todo esto? Desde el año pasado ya se están realizando las primeras pruebas reales sobre determinadas zonas acotadas y se han empezado a fabricar los primeros prototipos de red preparados para el 5G. Vodafone, Deutsche Telekom o la japonesa NTT Docomo son algunos de los operadores interesados en el proyecto.

cedric villani

Cédric Villani, uno de los mejores matemáticos del mundo, también estuvo presente en el evento

Pero para que esto llegue al usuario final habrá que esperar todaví­a algo más. En concreto, se espera que en 2019 se apruebe el estándar final por parte de toda la industria. Y en 2020 es cuando este 5G podrí­a llegar a la calle. Japón, Coreal del Sur y China tienen todas las papeletas para ser de los primeros paí­ses en estrenarlo. En Europa, también se le espera.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre...