móvil

Son nuestro nuevo vicio. Estás esperando en la consulta del médico y en lugar de leer esas revistas de decoración tan aburridas, te dedicas a repasar las últimas conversaciones de WhatsApp. ¿De verdad me dijo eso? ¿Cómo me lo dijo exactamente? Tampoco puedes evitar echarle un vistazo a tu Facebook, para comprobar la última gesta de tus colegas o simplemente para consultar qué hay de nuevo en tus medios favoritos. ¿Otra adicción para hacérselo mirar? Consultarlo TODO en Google. Desde la edad de un actor de cine, a la cantidad de harina del pastel de manzana o a una fecha histórica de la que estás convencidí­simo en medio de una acalorada discusión. Puede que te parezcan conductas normales, pero lo cierto es que son unas recién llegadas. Tan recientes como las nuevas enfermedades que provocan Facebook, WhatsApp o Google. Échales un vistazo. ¿Tienes alguno de estos sí­ntomas?

WhatsApp

Apnea del WhatsApp

Los internautas españoles pasan todos los dí­as una media de 1 hora y 55 minutos enganchados a su teléfono inteligente. Si pudiéramos saber cuánto tiempo se corresponde con el uso de esta aplicación endiablada nos llevarí­amos las manos a la cabeza. No hay smartphone que no la tenga instalada y no hay usuario que no la consulte varias veces al dí­a. Los médicos ya han empezado a recibir consultas de pacientes que se quejan de dolor en la muñeca, en los dedos e incluso en el cuello. Para muchos médicos la causa es clara: uso excesivo de WhatsApp que puede terminar con una tenosinovitis. En lo psicológico, también se habla de apnea del WhatsApp, un trastorno por el que los usuarios no pueden dejar de consultar los mensajes de esta aplicación de manera compulsiva. Otros problemas derivados del abuso del WhatsApp son ansiedad (sobre todo cuando no pueden usar la aplicación porque se han dejado el móvil en casa o porque existe algún tipo de problema técnico), falta de concentración o incluso problemas de í­ndole social con la familia (a menudo desatendida en las comidas o durante las salidas).

Facebook

Depresión de Facebook

Otra patologí­a que preocupa a los profesionales de la salud (y sobre todo de la salud mental) es la depresión de Facebook. Parece ser que podrí­an padecerla todos aquellos que pasan horas y más horas en Facebook viendo perfiles de otras personas y consultando momentos del pasado en los que fueron felices. El objetivo serí­a el de paliar la tristeza. La Academia Americana de Pediatrí­a también ha alertado a padres y profesionales médicos del abuso que hacen niños y adolescentes de este tipo de redes (más del 22 % afirman abrir Facebook más de diez veces al dí­a). Tanto los más pequeños, que se encuentran en pleno proceso de desarrollo, como los mayores, verí­an en Facebook vidas felices y competirí­an con la cantidad de me gusta o reacciones por parte de sus respectivas comunidades de amigos. Esto podrí­a generar una sensación distorsionada de la realidad, además de aislamiento, tristeza y depresión.

google

Sí­ndrome de Google

¿Qué haces cuando no sabes algo? Probablemente la respuesta más común a esta pregunta sea buscarlo en Google. Es un recurso rápido y sencillo, que organiza bien la información y que nos ofrece la posibilidad de encontrar respuestas rápidas a preguntas muy concretas. Esta creciente obsesión por consultarlo todo en el buscador estarí­a dando lugar a lo que ya ha sido bautizado como sí­ndrome de Google, una patologí­a por la que estarí­amos dejando de registrar en nuestra memoria fechas y datos que, por lo general, antes nos esforzábamos en recordar. De este modo, parece que nuestro cerebro se habrí­a acomodado y se regirí­a, únicamente, por aquello de la ley del mí­nimo esfuerzo.

¿Has notado alguno de estos sí­ntomas últimamente? ¿Eres un enfermo de las nuevas tecnologí­as? ¡Antes de desconectar, puedes contarnos tu experiencia en los comentarios!

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre... , ,