garmin vivofit 3 portada

Las pulseras inteligentes con fines deportivos no son novedad, pero su evolución ha hecho que prácticamente tengamos entre manos un producto completamente diferente a lo que eran en sus orí­genes. Es el caso de Garmin vivofit 3, una pulsera de actividad capaz de detectar automáticamente si estás corriendo, montando en bicicleta o nadando. 

¿Cómo es posible que Garmin vivofit 3 sepa que tipo de actividad fí­sica estamos realizando? Resulta que la nueva generación de pulseras de actividad de Garmin integra un detector de movimiento propio del fabricante y denominado “Move IQ”, gracias al cual la pulsera es capaz de detectar de forma automática diversas actividades fí­sicas, desde caminar y correr, hasta montar en bicicleta y nadar, sin necesidad de que el usuario haga nada: no es necesario cambiar el modo reloj o iniciar una nueva actividad, ya que Garmin vivofit 3 reconoce los cambios de movimiento.

Esta caracterí­stica que le hace capaz de detectar el tipo de actividad que se está realizando es compartido con Garmin ví­voactive HR, el smartwatch del fabricante que destaca por ser capaz de monitorizar la frecuencia cardí­aca sin necesidad de usar complementos como bandas con sensores. Así­ las cosas,  Garmin vivofit 3 permite que el usuario se fije objetivos diarios de actividad, de inactividad y de sueño, para llevar un control total del rendimiento del usuario.

Y es que tal como destaca el fabricante, Garmin vivofit 3 también te alerta que estás inactivo y te invita a moverte. Como lo lees, tras una hora de inactividad, por ejemplo, en la pantalla de la pulsera de actividad de Garmin aparecerá una lí­nea de color rojo acompañada de una alerta sonora. Si tras dicho estí­mulo no se consigue ninguna respuesta por parte del usuario, es decir, que éste sigue en inactividad, la lí­nea de color rojo irá aumentando cada 15 minutos, hasta que el usuario de la pulsera camine durante un par de minutos para ‘apagar’ la alarma.

garmin vivofit 3

Un dato importante que merece la pena destacar es que Garmin vivofit 3 es resistente al agua, por lo que puede seguir monitorizando el rendimiento del usuario en actividades acuáticas como la natación, por ejemplo. Esta resistencia al agua también es útil para que no sea necesario quitarse la pulsera en ningún momento ya que incluso es posible ducharse con ella puesta. ¿La ventaja? Que al no tener que quitarse la pulsera en prácticamente ningún momento se puede llevar un completo control de la actividad fí­sica durante todo el dí­a.

Garmin vivofit 3 se sincroniza de forma automática a lo largo del dí­a con la aplicación para teléfonos móviles Garmin Connect a través de la cual se puede llevar un completo registro de los resultados de la actividad cotidiana, y además ofrecer consejos y brindar estí­mulos al usuario, desde hacerle un llamado de atención para advertirle que tiene mucho tiempo en inactividad, como mencionamos antes, hasta felicitarle si alcanza alguno de los hitos que haya marcado en su entrenamiento.

Ahora bien, como Garmin vivofit 3 está pensada para acompañar al usuario en su dí­a a dí­a y durante toda la jornada, el fabricante ha querido ofrecer opciones para combinar esta pulsera inteligente de actividad con el estilo personal de cada usuario: hay una colección muy surtida de correas de diseños, materiales y colores variados. El dato: Garmin vivofit 3 se vende en España por 129,99 euros con impuestos incluidos, y su baterí­a puede durar un año entero sin necesidad de ser recargada.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Otras noticias sobre... ,