Camara, Compacta|27 enero 2016 12:12 pm

Olympus PEN-F, nueva compacta de diseño clásico


Olympus PEN-F

Se llama PEN-F, cuenta con un atractivo diseño de inspiración retro y es la nueva compacta de objetivos intercambiables de Olympus. La anteriores modelos de la serie PEN de la firma japonesa fueron responsables en gran medida de la introducción de las cámaras sin espejo con objetivos intercambiables, pero con la aparición de las OM-D y el auge de las cámaras con visor electrónico incorporado, las PEN parecían haber pasado a un segundo plano… hasta ahora. Y es que la nueva PEN-F ofrece un fantástico diseño de clara inspiración retro, como el resto de la serie, pero añade una lista de especificaciones técnicas que la convierten en una de los modelos de referencia dentro del catálogo de Olympus. Sigue leyendo si quieres saber más sobre esta nueva sin espejo.

Olympus PEN-F

Como todas las cámaras PEN, la nueva PEN-F cuenta con un diseño inspirado en las clásicas cámaras Olympus de carrete. No hay más que echarle un vistazo para comprobar que el departamento de diseño de la japonesa ha acertado de lleno con el nuevo modelo. Su diseño es claramente retro pero también elegante, y solo la pantalla y los botones del panel trasero delatan que estamos ante un equipo diseñado en el siglo XXI. Por cierto, la pantalla LCD trasera puede abatirse hacia un lado y rotar al estilo de la Panasonic Lumix GX8 un detalle que nos permitirá sacar fotos desde la cintura pero también desde ángulos difíciles. A modo de comentario, el diseño retro de la PEN-F está tan conseguido que la pantalla articulada en plan videocámara desentona con las líneas del resto del cuerpo y quizás una solución de tipo plegable al estilo de las OM-D hubiera encajado mejor estéticamente, aunque está claro que la opción escogida aporta más flexibilidad al usuario y permite incorporar el visor electrónico con acolchado de goma.

Olympus PEN-F

Pero pasando ya a las características técnicas, aparte de su diseño exterior, la nueva PEN-F estrena un nuevo sensor de formato Micro Cuatro Tercios sin filtro paso bajo que aumenta la resolución hasta los 20 megapíxeles con respecto al resto de cámaras PEN, igualando así a la Lumix GX8 que ya hemos mencionado antes y que sin duda será una de sus principales competidoras. El procesador TruePic VII permite la respuesta más rápida del sector, según el fabricante, en lo que respecta al retardo del disparador y al enfoque automático. También es el responsable de una ráfaga de 10 fotogramas por segundo y de otras funciones interesantes como el modo de alta resolución, que combina varias tomas para crear una imagen de 50 megapíxeles. La pantalla táctil articulada está acompañada de un visor OLED electrónico con 2,36 millones de puntos de resolución, y se ha incorporado asimismo el sistema de estabilización de cinco ejes visto ya en otras cámaras de Olympus. La PEN-F incorpora además nuevos filtros creativos que pueden asignarse a las ruedas de control, incluyendo un nuevo modo monocromo con degradación ajustable. En el capítulo de vídeo, Olympus ha optado por mantener la calidad Full HD, dejando de lado la actual moda por el 4K, y a nivel de conectividad cuenta con un puerto WiFi para compartir las fotos con smartphones y tablets directamente, a través de la aplicación gratuita Ol.Share.

La nueva Olympus PEN-F llegará a las tiendas durante el próximo mes de marzo, y su precio de venta recomendado será de 1.200 euros sólo el cuerpo, aunque también se ofrecerá en forma de kit con el objetivo estándar de 14-42 milímetros por 1.400 euros, o con la lenta fija tipo Pancake M.ZUIKO DIGITAL 17mm 1:2.8 por 1.500 euros.

Etiquetas:

Dejar un Comentario