baterí­as coches eléctricos

Un nuevo proyecto europeo, con investigadores españoles a la cabeza, pretende duplicar la autonomí­a de los coches eléctricos, un desafí­o al que se enfrenta el sector desde sus orí­genes. En el proyecto, que lleva por nombre Alise, está implicada la investigadora guipuzcoana Irene Castro, quien asegura que el principal objetivo es el de desarrollar nuevos materiales para la fabricación de baterí­as de litio-azufre. Esta tecnologí­a no sólo se instalarí­a en vehí­culos hí­bridos, también en aquellos que son cien por cien eléctricos.

En la actualidad, la gran mayorí­a de las baterí­as instaladas en los coches eléctricos son de ion-litio y cuentan con una capacidad de 200 Wh/kg (vatio hora por kilogramo). Con las baterí­as de litio-azufre se conseguirí­a duplicar la autonomí­a, ya que con este cambio de material se obtendrí­a una capacidad de 500 Wh/kg, es decir, justo el doble. En estos momentos Irene Castro está centrada en desarrollar unos sensores especiales que servirán para la nueva baterí­a. La tecnologí­a que estarí­a empleando para conseguirlo ya se está usando para medir otras funciones, como la temperatura o voltaje. Castro también estarí­a intentando lograr que la tecnologí­a llegue a medir la deformación de la celda, con lo que se podrí­a comprobar si perjudicarí­a al estado de carga y, por tanto, a la vida de la baterí­a.

baterí­a coches eléctricos

El proyecto Alise, que arrancó en junio de este año, está formado por un equipo de quince personas mayoritariamente de España, aunque también hay alemanes, franceses, italianos e ingleses. Para su puesta en marcha, la Unión Europea inyectó un presupuesto de 7 millones de euros, una cifra que les servirá para trabajar hasta el año 2019, fecha tope para crear esta baterí­a y presentarla al mundo.

Durante este primer año está previsto que desarrollen los materiales, estudien la quí­mica de la baterí­a y diseñen prototipos de celdas en varios formatos. Durante 2017 y 2018 tendrán que tener creados los módulos y las baterí­as para probarlos en un circuito con coches eléctricos reales. Esto se realizará en el Centro Técnico de Seat, quien será el encargado de prestar sus vehí­culos para probar las nuevas baterí­as.

Uno de los principales problemas a la hora de investigar baterí­as de mayor capacidad, es que los proyectos nunca acaban saliendo del laboratorio. La investigadora Irene Castro ha asegurado que con Alise se llegarán a producir baterí­as en masa. Según ha comentado, la manera en la que está estructurado el proyecto va a hacer posible que fabricarlas a gran escala sea algo factible. Para facilitarles esta tarea también cuentan con la colaboración de la empresa británica Oxis, pionera en la fabricación de baterí­as litio-azufre. El proyecto Alise permitirá que se cumpla uno de los sueños de muchos conductores, que los coches eléctricos acaben teniendo un importante hueco en el mercado, logrando de una vez desbancar a aquellos que tienen que recurrir todaví­a al popularmente conocido como oro negro.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.