Rastreo en Facebook

Un informe encargado por la Comisión de Privacidad de Bélgica ha concluido que la red social Facebook rastrea de manera ilegal la actividad de los usuarios. Según esta comisión, la compañí­a de Mark Zuckerberg estarí­a utilizando una de sus cookies para enviar información sobre la actividad de los internautas que visitan páginas con el botón “Me gusta” de la red y otros plugins sociales. El problema es que esta información que se recoge (con fines publicitarios) no sólo incluirí­a a los usuarios que tienen una cuenta en la red sino también a aquellos que no tengan la sesión abierta o incluso a los que no pertenezcan a Facebook. La respuesta de la compañí­a no ha tardado en llegar en forma de comunicado en el que se consideran “incorrectas” las conclusiones del informe. Te contamos todos los detalles.

El informe de la Comisión de Privacidad belga forma parte de una serie de acciones que están llevando a cabo las agencias de protección de datos europeas para investigar las prácticas de las grandes empresas de la red (y entre las que se incluye la española). Según las conclusiones de esta entidad, Facebook estarí­a rastreando de manera ilegal a los usuarios que visitan páginas que contengan alguno de sus plugins sociales, como por ejemplo el botón “Me gusta” que ha desplegado por más de 13 millones de webs diferentes. Este rastreo se llevarí­a a cabo a través de la cookie datr. Este tipo de archivos recolectan información de los usuarios que navegan por las páginas web y están presentes en gran parte de los portales de la red. Uno de sus objetivos principales es reunir datos de la navegación que luego puedan utilizar las empresas de publicidad para lanzar anuncios personalizados. No obstante, el problema es que según el informe Facebook lleva un paso más allá el rastreo hasta el punto de vulnerar la legalidad europea.

Facebook

Y es que esta cookie no sólo recoge los datos de los usuarios que estén conectados a través de la red social y hagan uso del plugin. También podrí­a recopilar datos sin que el usuario haga click en el botón e incluso sin que tenga una cuenta activa en la red social. De hecho, según el informe este rastreo se realiza incluso en aquellos casos en los que el usuario haya declarado que no desea que las empresas rastreen su actividad en la web. Desde 2002, una normativa de la Unión Europea marca que las empresas no pueden utilizar cookies a menos de que el usuario se haya suscrito a una web o un servicio o esta cookie sirva para favorecer la transmisión de comunicación o proveer un servicio que haya sido requerido explí­citamente.

La respuesta de Facebook no se ha hecho esperar. La red social ha emitido un comunicado en el que se considera “incorrecto” el resultado del informe de la Comisión de Privacidad belga y en el que se se afirma que los responsables de esta comisión se han negado a reunirse con representantes de la compañí­a estadounidense. La Comisión ha negado estas acusaciones y ha declarado que está dispuesta a reunirse con Facebook y a recibir “con alegrí­a” cualquier enmienda especí­fica que pruebe la posición de Facebook. Por cierto, la Agencia Española de Protección de Datos también ha comenzado una investigación por su lado, aunque todaví­a se encuentra en los primeros pasos.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Otras noticias sobre...