Apple Watch

Lo de hacerse chuletas en el dobladillo de la falda o las manos está pasado de moda. Ahora lo que se lleva es la tecnologí­a y cada vez hay más dispositivos que traen a más de un profesor de cabeza. Con el boom de los smartphones cualquiera puede hacer una búsqueda en Internet de forma discreta y, en un examen, puede salvarnos del suspenso, por eso no es de extrañar que en muchos colegios y universidades de todo el mundo no se pueda usar el móvil en los exámenes -algunos incluso obligan a apagarlo. La amenaza de los móviles ya estaba controlada, pero ahora los smartwatch llegan como una opción incluso más discreta. Los llevamos en la muñeca, algunos tienen un diseño de reloj tradicional que pasa desapercibido y se conectan a nuestro smartphone por Bluetooth. Copiar en un examen serí­a tan sencillo como mirar la hora, cuando en realidad estamos leyendo el temario de fí­sica. Varios colegios británicos ya han prohibido el uso de este tipo de dispositivos ante la llegada del Apple Watch en abril, que se espera aumente el interés por los wearables.

Varios centros de educación de Reino Unido ya no permiten a sus alumnos entrar en los exámenes con relojes inteligentes, así­ lo publica el blog RedmondPie. La inminente llegada del Apple Watch podrí­a ser un motivo de esta repentina preocupación, y es que el reloj de la manzana ha elevado el interés en los wearables a un nuevo nivel. Su uso sólo se ha prohibido en las salas donde se realizan los exámenes, siendo posible manejarlos en clase o el descanso. Sin embargo, los wearables podrí­an ser el nuevo móvil y acabar en el cajón del profesor hasta que termine la clase si se convierte en una distracción.

Samsung Gear Live

Copiar en un examen con un smartwatch no deberí­a resultar muy complicado. Podemos guardar notas con el temario que haya que estudiar y mirarlas lo más discretamente posible en mitad del examen. El siguiente nivel serí­a hacer una búsqueda en Internet en esa pregunta que tanto se nos resiste y ya si queremos sacarle todo el partido podrí­amos incluso chatear con un amigo para que busque las respuestas por nosotros, muy al estilo el comodí­n de la llamada del concurso 50×15. La University of London ha ido más allá y han prohibido el uso de cualquier tipo de reloj en exámenes, incluso los analógicos. De esta forma se evitan cualquier fallo y que un alumno les cuele un Moto 360, que con su esfera redonda da bastante el pego.

En España ya somos expertos en eso de usar la tecnologí­a en los exámenes. Varias universidades han detectado el uso de pinganillos de espí­a durante exámenes de selectividad y otras especialidades, llegando a destaparse una trama que ofrecí­a esta solución a los alumnos. La Universidad de Valencia, concretamente la Facultad de Medicina, ha llegado a instalar inhibidores de frecuencia en las aulas para impedir el uso de estos dispositivos.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Otras noticias sobre... ,