Pasen y vean. Siéntanse como en casa. Pero en la casa del futuro.

Aquí­ tenemos a Alicia, la pequeña de la familia, sentada en la mesa de la cocina. Y haciendo los deberes del cole. Por supuesto, en su cuaderno digital. Nada de papel. Su padre le ayuda a organizarse con el calendario escolar. Y para eso, lo mejor es tenerlo todo bien apuntado en el mural táctil de la pared.

Estos dispositivos están listos para escuchar y atender las órdenes y las preguntas. Pero no como lo hacen ahora los móviles. No. Mucho mejor. Que para algo han pasado los años y la tecnologí­a ha mejorado.

Y si Alicia necesita preguntarle alguna duda a su madre, nada mejor que una llamada a su móvil. ¿Qué vemos? O mejor dicho ¿qué no vemos? En el futuro nada de marcos en las pantallas. Todo ultradelgado y sin marco.

En esta casa del futuro los electrodomésticos también son muy listos. Y así­ vemos, por ejemplo, una nevera capaz de mostrar el contenido de su interior sin abrir la puerta.

A la hora de cocinar, nada mejor que ver una receta proyectada directamente sobre el mueble de la cocina. Y con todo tipo de indicaciones para hacer más fácil el proceso de elaborar la receta. Así­, cualquiera se hace un MasterChef.Y para rematar el dí­a, tenemos varias opciones. Echarse una partida a los videojuegos. Sin ayuda de ningún mando, por supuesto. Ver una pelí­cula. O ¿por qué no? Tocar algún instrumento.

Así­ es la casa del futuro. Una casa que podrí­a ser realidad ya mismo. Y en la que nos encantarí­a vivir. ¿A ti no?

La Casa del Futuro

 

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día a +4.000 suscriptores

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.