Bloqueo de China a Gmail

China ha bloqueado finalmente el acceso a Gmail en el paí­s. Tras varios meses de interrupciones parciales del servicio, el gobierno comunista ha conseguido impedir el acceso completo a esta plataforma a través de la web y clientes de correo. El único modo en el que los ciudadanos chinos pueden acceder al correo de Google ahora es a través de redes privadas virtuales VPN. Se trata del último paso en la censura online que está sufriendo el paí­s, y que se ha recrudecido mucho en los últimos años. Precisamente, la compañí­a del buscador es uno de los objetivos principales de la dictadura, con cortes en el servicio de herramientas como YouTube, el propio buscador o incluso Google Maps.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Gmail ha caí­do. El servicio de correo más popular del mundo ha visto como su acceso en China se corta de raí­z, tras varios meses en los que el servicio sufrí­a cortes temporales. La maquinaria del Partido Comunista chino, que recibe el llamativo nombre de “el Gran Cortafuegos”, tiene un férreo control sobre el acceso a Internet de los ciudadanos en el paí­s. Desde mayo, Gmail habí­a sido un objetivo principal de esta maquinaria, pero hasta ahora se podí­a seguir accediendo a través de protocolos como IMAP, SMTP y POP3. Algo que desde el pasado viernes resulta imposible, como se ha deslizado de una caí­da dramática del tráfico de Gmail en China.

Gmail bloqueado en China

Los propios responsables de Google han confirmado que por su parte no ha habido ningún tipo de problema técnico por el servicio o caí­da. Así­ las cosas, los usuarios chinos que sigan queriendo utilizar el correo electrónico de Google tendrán que sortear la censura del gobierno a través de una red privada virtual VPN. El problema no llega sólo por el tráfico que se genera en el propio paí­s asiático, sino en las relaciones con otras personas fuera del paí­s, que probablemente tengan que cambiar de servicio para seguir comunicándose con ciudadanos chinos.

Pero éste sólo es un paso más en la censura del gobierno comunista en Internet. El control férreo que se mantiene sobre la web ha tocado ya numerosos servicios que puedan albergar opiniones crí­ticas contra la dictadura. Por ejemplo, redes sociales como Facebook o Twitter se encuentran bloqueados en el paí­s e incluso se ha cortado el acceso a determinados términos de búsqueda que pudieran incluir información u opiniones contrarias al régimen. Tampoco se libran otros servicios de Google como YouTube o Google Maps. La censura se empezó a recrudecer cuando se acercó la fecha del 25 aniversario de las muertes de Tiananmén (que se produjo el pasado 4 de junio).

Un acontecimiento trágico que se ha convertido en uno de los dí­as negros de la historia de la China comunista y que acabó con cientos de ví­ctimas y una fuerte represión. En los últimos meses, el gobierno está teniendo que manejar una situación parecida con la denominada Revolución de los paraguas o Primavera Asiática, que ha llevado a miles de manifestantes a tomar las calles de Hong-Kong.

Otras noticias sobre...