imagen-horizonte-recto
No importa lo buen fotógrafo que seas, en ocasiones las instantáneas pueden ser menos perfectas de lo que esperabas en un primer momento. A menudo, se puede utilizar un “cuarto oscuro digital“, con el que podremos modificar, corregir y mejorar tu fotografí­a para que ésta quede lo mejor posible. A continuación, te damos una serie de consejos para mejorar la calidad de tus fotos:

1. Enderezar el horizonte
Cuando se saca una fotografí­a, estamos tan preocupados por el zoom, el enfoque, la velocidad de obturación, la composición y miles de cosas más, que, en en ocasiones nos olvidamos de que salga totalmente alineada. De esta forma, un horizonte inclinado puede dar una sensación irregular a la foto. Un truco muy sencillo es que, tras abrir tu programa de edición favorito, gires la foto manualmente. Utiliza la herramienta de rotación para realinear la escena y, finalmente, recorta la imagen para encuadrarla de nuevo.

2. Recorta tus fotos para mejorar la composición general
El cerebro humano es excelente para analizar lo importante del mundo que nos rodea y lo que no. Al tomar una foto, puede que no nos demos cuenta, pero siempre destaca un elemento por encima de todos. En algunas ocasiones, merece la pena recortar sólo ese objeto y centrarnos en él, eliminando mediante cualquier editor de fotos lo demás. Al reducir la composición, no importa que te salgas del esquema preestablecido de proporciones 6×4, puedes innovar recortando la foto en forma de cí­rculo o cuadrado.

3. Utiliza la falta de definición para centrar la atención
Las cámaras digitales modernas tienen varias opciones para que todos los elementos de la imagen se vean correctamente. Sin embargo, hay veces en los que un desenfoque gaussiano suele dar una apariencia natural y centrar el ojo humano en los puntos de interés que queramos. Esta opción se encuentra dentro de la opción de Filtros de Photoshop, incluso tienes su equivalente en Instagram. La diferencia de este desenfoque con otros es el aspecto uniforme que produce.

paisaje-playa

4. Calienta o enfrí­a la escena con filtros en función del ambiente
El ojo humano tiene la capacidad natural para ajustar uno colores realistas en lo que vemos. Por eso, todos los tonos en la realidad se ven en su adecuada saturación, brillo y contraste. Sin embargo, las cámaras no tienen esta opción, ya que no se puede competir con 200.000 años de evolución. Configurar el balance de blancos del propio equipo puede ayudar a hacer que tus imágenes tengan unos colores más realistas, pero en ocasiones no es suficiente.

La forma más fácil de conseguir esto es utilizando filtros azules (para las fotografí­as tomadas en un paisaje frí­o, como una montaña) y filtros anaranjados (para las instantáneas de un lugar más cálido, como una playa).

5. Elimina el ruido digital
El ruido en una fotografí­a es el equivalente al grano en una pelí­cula. Esto afecta principalmente a las fotos tomadas con un tiempo de exposición largo y los que tienen un ajuste ISO alto. Esta caracterí­stica se suele dar mucho en fotografí­as nocturnas, ya que a menudo usan una o ambas condiciones. Hay varios programas para eliminarlo, y uno de los mejores es Neat Image. Éste está disponible en un plug-in de Photoshop o una plataforma independiente. Sólo tendrás que descargar la imagen dentro de la palicación y dejar que el programa haga su magia.

6. Enfoca tu foto
Una técnica muy utilizada en los medios impresos para mejorar la calidad de las fotos es hacer que una instantánea parezca más ní­tida y enfocada. La mejor herramienta para hacer esto es utilizar la máscara que ofrece Photoshop, que se encuentra en el menú principal de Filtros.

7. Bordea la imagen
Un borde negro o blanco puede ayudar a potenciar los colores y el encuadre de tu imagen. De esta forma, tendrás un mayor impacto y dará un aspecto más profesional a tus fotografí­as. Evita los bordes con dibujos o demasiado recargados, en estos casos es mejor la simplicidad.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.