Multas para los conductores de Uber y BlaBlaCar

El Ministerio de Fomento ha anunciado que los usuarios que utilicen servicios de coche compartido en aplicaciones como Uber o BlaBlaCar podrán recibir multas de hasta 600 euros en el caso de que el conductor contratado no disponga de la licencia que le autoriza a realizar transportes de pasajeros a cambio de una retribución económica. Este anuncio responde a las múltiples quejas que ha recibido el Gobierno por parte del sector del transporte privado, el cual acusa a los conductores de estas aplicaciones de estar lucrándose de un servicio que en condiciones normales conlleva gastos de licencia y de permisos oficiales.

Además de las sanciones que pueden recibir los usuarios que utilicen los servicios de conductores que no dispongan de la licencia correspondiente, tanto los conductores como las empresas que hay detrás de estas aplicaciones también se arriesgan a recibir multas de entre 4,000 y 6,000 euros (y hasta 18,000 euros en el caso de que se cometa la misma infracción de forma reiterada).

Multas para los conductores de Uber y BlaBlaCar

El verdadero objetivo de este nuevo anuncio es la aplicación de Uber. Esta aplicación permite a los usuarios contratar los servicios de conductores privados en cualquier parte del paí­s, algo que se aleja notablemente de la idea del transporte compartido que ha reforzado en España la aplicación de BlaBlaCar. El sector privado reclama que muchos de los conductores que se ofrecen en Uber son, en realidad, conductores profesionales que han decidido utilizar este medio para evitar pagar todos los costes legales asociados a un servicio de transporte privado. De hecho, el gremio de los taxistas en Madrid ya ha anunciado una huelga de 24 horas que tiene la intención de reivindicar el daño que está generando en el sector del taxi el transporte privado que se escapa de los controles oficiales.

Uno de los problemas que aparece con el anuncio de estas sanciones reside en su aplicación real. Aunque el Ministerio ha informado de que el Servicio de Inspección del Transporte Terrestre velará por el cumplimiento de esta legislación, lo cierto es que resulta complicado imaginar cómo se decidirá qué conductores realizan servicios de transporte con la intención de lucrarse y qué conductores lo hacen sencillamente para compartir los gastos del viaje. El caso de la aplicación de Uber es algo más evidente, pero son los usuarios de BlaBlaCar los que se podrí­an encontrar con problemas a la hora de utilizar la aplicación para compartir los gastos de un viaje.

Deberemos esperar algunas semanas para que se vayan conociendo los detalles exactos de esta normativa. Es de suponer que las sanciones únicamente se aplicarán a los conductores que busquen un beneficio económico ofreciendo sus servicios en estas aplicaciones, aunque habrá que ver qué tipo de baremo utilizará el Ministerio para decidir qué conductores reciben la sanción económica correspondiente.

Otras noticias sobre...