Inicio sesión

Proteger tu seguridad online es más difí­cil cada dí­a que pasa. Escándalos como el de Heartbleed, de hace apenas unos meses, pueden hacer pensar a más de uno que sus cuentas virtuales no están seguras. Una brecha en tu seguridad online no es algo que pueda permanecer oculto por mucho tiempo. Alguien con acceso a las credenciales, de una o varias webs, pueden haber hackeado tu cuenta. A continuación, te mostramos algunos signos que pueden ser de gran ayuda a la hora de detectar un problema similar:

1. Restablezca su contraseña. El restablecimiento de tu contraseña es uno de los primeros pasos que un hacker intentará a la hora de robarte tus identidades virtuales. Esto significa que no serás capaz de iniciar sesión, lo que implica un restablecimiento de tu pregunta secreta. En la mayorí­a de los casos recibirás una notificación ví­a e-mail. Es conveniente comprobar desde dónde se ha intentado iniciar sesión. También debes tener una doble identificación, si es posible.

Ten cuidado con las falsificaciones. En ocasiones, la gente que pretende robar credenciales online, una práctica conocida como Phising, enví­an mensajes de restablecimiento de contraseñas a través de un enlace. Pueden parecer reales pero no lo son. Como consejo, accede siempre a tu cuenta a través de la web original.

2. Registros en webs desconocidas. Si no te suena esa página, no añadas tus credenciales. A veces nos puede llegar algún correo indicándonos que volvamos a introducir nuestro usuario y contraseña en una web que, en principio, no nos suena. Si es así­, no inicies sesión. Es otro de los trucos de los hackers para intentar estafarte. Esto puede alertarnos de que tenemos a alguien intentando conseguir nuestros datos. Con no dar la información que nos pide, podemos estar tranquilos.

3. Inicio de sesión desde lugares desconocidos. Gmail y Facebook incorporan una caracterí­stica muy útil desde hace años, la localización. Si te aparece un aviso de que alguien ha iniciado sesión desde un lugar extraño que no has visitado nunca o en el que es imposible que estuvieras en ese momento, mantente alerta. Este es un signo bastante claro de que alguien ha intentado robar tus credenciales. Si detectas este hecho, restablece tu contraseña inmediatamente.

Redes Sociales

4. Cambio de privacidad. Supongamos que tienes tu cuenta de Facebook o Twitter totalmente privada. De repente, empiezas a compartir todo lo que hay en tu móvil con tus amigos, o sigues a cuentas que no habí­as visto antes. Ese es otro claro signo de irrisión en tu privacidad. Si la configuración de tus cuentas ha cambiado sin tu conocimiento, debes cambiar la contraseña de tu correo electrónico. Es posible que hayan hackeado tus Redes Sociales mediante tu e-mail.

5. Actividad bancaria inexplicable. Este es el hecho más común de todos. Es fácil de obtener porque la gente usa la misma contraseña y usuario para todas las cuentas. Si ves una carga desconocida no te alarmes. En la mayorí­a de los casos se tratará de un error o de la compra de algo que no recuerdas. Si no es así­, llama a tu banco y cancela la tarjeta.

6. Cuentas bloqueadas. Una cuenta bloqueada es bastante común. De hecho, no es del todo malo. Puede ser que tu cuenta esté bloqueada por varios intentos de inicio de sesión fallidos. Esto puede ocurrir porque un hacker ha intentado hacer un inicio de sesión masivo a través del robo de credenciales de otro sitio. La recuperación de la cuenta varí­a dependiendo de la web. Por lo general, requiere una autentificación de información privada o a través de una llamada de teléfono.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre...