Windows 8.1 Update

Windows 8.1 Update es la nueva actualización de Windows 8. A pesar de que se ha lanzado como una actualización más junto a los parches de seguridad de la firma, la nueva versión incorpora varias mejoras que pueden cambiar de forma muy notable el modo en el que interactuamos con este sistema operativo. Por un lado, el nuevo Windows hace varios guiños a versiones anteriores del sistema al incluir la barra de tareas en todas las aplicaciones y sobre todo al incorporar botones para minimizar y cerrar las ventanas abiertas en la parte superior de la pantalla. Por el otro, también es un intento de crear una plataforma mucho más unificada entre la app de escritorio y la interfaz táctil de Windows 8. Pero, ¿conseguirá Windows 8.1 Update convertirse en un sistema respetado por el público? Tras unos dí­as probando esta nueva actualización, te contamos nuestras impresiones.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Windows 8.1 Update

Instalación de Windows 8.1 Update

Hemos querido empezar por el principio. Si tienes instalado Windows 8.1, la versión Update deberí­a llegar de manera automática a tu ordenador o tableta. No obstante, en nuestro caso no se ha producido la instalación de este modo. Para aquellos usuarios que sufran de este mismo problema, el modo de acceder a esta actualización es el siguiente. Primero, hay que abrir la configuración de Windows 8 y después “Cambiar configuración de PC”. Dentro del menú que sale accedemos a la opción de “Actualizar y recuperar”. El primero de los submenús es “Windows Update”. Ahí­ tenemos que hacer click en “Ver detalles” y deberí­amos ver la actualización de Windows 8.1 Update. Hacemos click en esta opción y esperamos a que se descargue (puede durar un buen rato ya que son unos 800 megas). La forma de comprobar que hemos realizado una instalación correcta es comprobar que en la pantalla principal hay un botón de búsqueda y un botón de apagado en la esquina superior derecha.

Windows 8.1 Update

La barra de tareas es el nuevo centro

Uno de los primeros aspectos que llaman la atención del nuevo Windows 8.1 Update es la importancia que cobra la barra de tareas, incluso por encima de lo que ya vimos en versiones como Windows 7. Y es que esta barra aparecerá cada vez que arrastremos el ratón a la parte inferior de la pantalla en una de las app. Si no estamos en el escritorio, vuelve a desaparecer en el momento en el que movemos de nuevo el ratón a la parte central. Pero la gran novedad está en la capacidad de insertar accesos directos dentro de la barra a todas las apps de Windows 8. Es decir, que podremos acceder en cualquier momento a aplicaciones como el correo, la propia tienda de Microsoft o los contactos sin necesidad de pasar por la interfaz principal. Éste es sin duda el paso más importante que ha dado la compañí­a estadounidense hasta el momento para unificar el uso del nuevo Windows, ya que hasta ahora el escritorio y el resto del sistema parecí­an dos plataformas diferentes que se habí­an unido de forma artificial. Además, las aplicaciones que hayamos abierto también se podrán encontrar en forma de icono en la barra de tareas, lo que facilita mucho el acceso y el cambio entre diferentes apps abiertas.

Windows 8.1 Update

Vuelven las ventanas al estilo Windows

Otro de los cambios que agradecerán los usuarios acostumbrados a versiones más antiguas de Windows es la vuelta de botones para minimizar y cerrar las apps de Windows 8. Al igual que en el caso de la barra de tareas, estos botones solo aparecen en el momento en el que arrastramos el ratón a la parte superior de la pantalla. Se sitúan en la parte superior derecha y desaparecen en el momento en el que volvemos a mover el ratón. Además, en la parte izquierda tendremos un pequeño icono de la aplicación que también nos permitirá manejar las opciones de multipantalla (podremos colocar la app a la izquierda o a la derecha del panel). De nuevo, se trata de una función con una sensación mucho más propia de lo que hemos visto hasta ahora en Windows y que nos ha resultado francamente útil de usar.

Windows 8.1 Update

El ansiado botón de apagado

Sí­, señores. Por fin, Microsoft ha recapacitado y ha incluido un botón de apagado al que se puede acceder en la pantalla principal del sistema. Dicho botón se sitúa en la parte superior derecha del panel y gracias a él podremos suspender el equipo, hacer un reinicio o apagar el sistema. Sorprende que la compañí­a estadounidense haya tardado prácticamente un año y medio en introducir este sencillo icono, teniendo en cuenta las numerosas crí­ticas que ha recibido por la dificultad de encontrar la opción de apagado las primeras veces que se usa el equipo.

Además de este botón, también se ha incorporado al lado uno de búsqueda con la forma de una lupa. En este caso, se trata de un intento por llamar la atención de los usuarios de esta útil herramienta, que no aporta mucho a nivel práctico. Y es que para utilizar la búsqueda desde la pantalla principal de Windows 8 basta con empezar a teclear un término en el teclado.

Windows 8.1 Update

El ratón también existe fuera del escritorio

Otro de los puntos que se han optimizado es el uso del ratón en la interfaz principal de Windows 8. Ahora, cuando los usuarios hagan click con el botón derecho en uno de los iconos de esta interfaz, contarán con un menú contextual con un aspecto similar al que encontramos en los menús del escritorio. Se trata de un nuevo guiño a los usuarios descontentos con el uso del nuevo Windows, ya que antes se abrí­a un menú contextual en forma de barra en la parte inferior de la pantalla (ahora este menú solo aparece cuando presionamos sobre el icono en una pantalla táctil durante un par de segundos).

Dentro de este menú encontraremos opciones como cambiar el tamaño del icono, activar el icono dinámico o incluso desinstalar el programa. Aunque esta idea nos parece muy acertada, todaví­a se tiene que afinar algo más su funcionamiento ya que al darle click nos abrirá directamente el panel de programas instalados en el escritorio. Lo suyo serí­a que directamente se realice la desinstalación del programa sin tener que realizar este paso previo.

Windows XP

Rescatando ordenadores con Windows XP

En último lugar nos gustarí­a destacar la mejora en la gestión de recursos de este sistema. Se trata de un paso orientado a aprovechar todos aquellos equipos antiguos que llevaban instalado Windows XP y que tras el fin del soporte técnico puedan hacer a los usuarios pensar en una actualización. En teorí­a, un ordenador con un procesador de doble núcleo y una memoria RAM de 1 GB deberí­a ser capaz de correr con bastante fluidez esta plataforma (no hemos tenido la ocasión de comprobarlo todaví­a).

Windows 8.1 Update

¿Salvación o condena?

No hay duda de que esta actualización puede convertirse en un verdadero empujón para Windows 8, gracias a la incorporación de una experiencia de uso más cercana a lo que ya hemos visto en anteriores Windows. El cambio es muy grande, y varias de las caracterí­sticas nuevas aportan una mejora clara en el uso práctico del sistema. Pero también da la impresión de ser una huida hacia atrás de la compañí­a estadounidense tras varios meses defendiendo la nueva plataforma. Las crí­ticas recibidas y sobre todo la lenta adopción de este sistema (que se ha mantenido a pesar del lanzamiento de Windows 8.1) parecen haber hecho mella en los responsables de Microsoft. Dicen que rectificar es de sabios, y el nuevo Windows 8.1 Update aporta un valor añadido a esta plataforma. Por primera vez, no da la impresión de que la app de escritorio y el resto de las apps forman parte de dos universos distintos. Y eso es todo un avance. ¿Suficiente? Solo el paso de los meses podrá responder a esa pregunta. ¿Qué opinas de estos cambios? ¿Son suficientes para que te plantees la compra de un equipo con Windows 8?

Otras noticias sobre... , ,