fin de Windows XP

Windows XP llega a su fin. O eso es lo que parece. Hace varios años que este sistema operativo tiene puesta la fecha de caducidad. Después del próximo mes de abril ya no se lanzarán más actualizaciones de seguridad para esta plataforma, un movimiento por parte de Microsoft que afectará a decenas de millones de usuarios y de empresas que todaví­a utilizan este sistema operativo. De hecho, los últimos datos que se conocen sobre el uso de este sistema apuntan a que todaví­a acceden a Internet a través de esta plataforma más de uno de cada cinco ordenadores del mundo, una cifra que dobla por ejemplo la cuota de mercado del nuevo Windows 8. Y es muy posible que este final despierta muchas dudas en numerosos usuarios. ¿Qué pasará con mi ordenador? ¿Seguirá funcionando Windows XP después de abril? ¿Cuáles son los riesgos de mantener XP después de esta fecha? ¿Qué opciones tengo para actualizar el equipo? Intentamos resolver todas las dudas sobre este cambio.

¿Qué significa eso del «fin»?

El fin significa que, sencillamente, Microsoft dejará de lanzar actualizaciones de seguridad para Windows XP a partir del próximo mes de abril. La compañí­a estadounidense tiene la polí­tica de publicar cada mes una serie de actualizaciones para sus productos principales, entre ellos las distintas versiones de Windows. Desde hace tiempo se sabí­a que el fin de los parches de seguridad llegarí­a en abril de 2014, pero aún así­ son muchas las empresas (y los usuarios) que siguen usando hoy en dí­a esta versión de Windows.

Windows XP fin

Entonces, ¿podré seguir utilizando Windows XP? ¿Será compatible con las aplicaciones?

Sí­. De la misma forma que hasta ahora. De hecho, la mayorí­a de las compañí­as de antivirus ya han anunciando que seguirán lanzando versiones de sus productos de seguridad compatibles con Windows XP. Claro que es normal que en los siguientes meses y años cada vez menos aplicaciones lleguen al mercado pensados para funcionar con Windows XP. Como siempre, la compatibilidad de los programas con esta versión dependerá mucho de la popularidad que siga teniendo entre los usuarios. Respecto a las aplicaciones que ya eran compatibles con XP, se podrán seguir utilizando sin ningún problema.

¿Dónde está el peligro real?

En el paso del tiempo. Cada mes se descubren nuevos agujeros de seguridad que son explotados por los cibercriminales. El problema es que ahora no se cerrarán los agujeros que se descubran, por lo que su número aumentará mes a mes. Y los antivirus y otras soluciones de seguridad no serán protección suficiente (a pesar de que las compañí­as hayan anunciado la continuación de sus productos para Windows XP, también han alertado de que no serán capaces de atajar todas las amenazas). Si eres un usuario doméstico, probablemente este peligro creciente te llegue de refilón. Pero en el caso de manejar información sensible y sobre todo en las empresas, seguir apostando por Windows XP se convertirá en un problema cada vez más acuciante.

¿Y qué pasa con Office 2003?

El mes de abril también supondrá el fin del soporte técnico para Office 2003. La popular suite de ofimática dejará de recibir actualizaciones de seguridad. Aunque existirán riesgos para este conjunto de aplicaciones, en general el impacto sobre la seguridad del equipo será menor. Claro que al igual que con Windows XP, el peligro irá aumentando de manera gradual según pasen los meses y los años.

Fin del soporte de Windows XP

He decidido actualizar mi equipo. ¿Qué opciones tengo?

Si tení­as un equipo o varios equipos con Windows XP, probablemente sea un buen momento para plantear la migración y comprar un nuevo ordenador. El mercado actual ofrece varias opciones interesantes. Por un lado, los usuarios que quieran un entorno similar a Windows XP probablemente encuentre en Windows 7 su mejor opción. Una plataforma que mejora varios aspectos a nivel de interfaz y sobre todo de funcionamiento y estabilidad, pero que en el fondo mantiene la misma estructura que Windows XP. Fabricantes como HP están realizando campañas para favorecer la compra de equipos con este sistema operativo.

Por otra parte, los usuarios que quieran una experiencia más moderna o incluso descubrir el mundo táctil podrán optar por Windows 8. Esta plataforma también incluye varias mejoras a nivel de seguridad y rendimiento, pero lo cierto es que han quedado bastante oscurecidas por la polémica que ha suscitado su interfaz táctil. Tanto en Windows 7 como en Windows 8 se podrán seguir utilizando una mayorí­a de los programas que funcionaban en XP, aunque seguramente las pymes y las empresas en general tendrán que enfrentarse a más de un quebradero de cabeza para asegurar el correcto funcionamiento de las aplicaciones en los nuevos equipos.

Por último, otra de las opciones alternativas que nos da el mercado es apostar por el sistema operativo Chrome OS. Este sistema está basado en gran parte en su funcionamiento en la red y en aplicaciones online, aunque cada vez cuenta con un mayor número de funciones que se pueden disfrutar sin necesidad de tener conexión. Se trata de un sistema que tiene una interfaz muy similar al navegador Chrome y que está alcanzando una gran popularidad en Estados Unidos, aunque aquí­ en Europa apenas tiene relevancia hasta la fecha. Su gran ventaja estriba en que se trata de una opción muy económica, pero el punto negativo lo encontramos en una menor compatibilidad con las aplicaciones clásicas de escritorio. Es el cambio más radical de los que se pueden tomar ante el fin de XP.

Microsoft ha elaborado varias páginas con algunas promociones y opciones para dar el salto a Windows 8, sobre todo para las pymes, además de dar información sobre el proceso de cambio. Te dejamos los enlaces.

Promociones para pymes

Información sobre el cambio

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.