sony smartband swr10

La japonesa Sony quiere entrar de lleno en el mercado de los wearables o de la tecnologí­a que se puede vestir. Pero quiere hacerlo de una forma diferente. Al menos con su pulsera Sony SmartBand SWR10. Un gadget destinado a medir la actividad fí­sica del usuario pero no enfocada únicamente a la vida saludable. Y es que esta pulsera o banda inteligente también ofrece otras funciones como control remoto o para notificar las novedades recibidas en el móvil mediante una vibración. Lo analizamos en detalle a continuación.

Diseño

Sin duda es uno de sus puntos fuertes. Y es que transmite buenas sensaciones tanto a la vista como al tacto. Se trata de una pulsera muy fina y elegante, con lí­neas sencillas que se adaptan tanto al hombre como a la mujer, y que sirve como complemento de estilo tanto cuando se va a practicar deporte como  cuando se viste de calle. A ello ayuda su correa de plástico con textura rayada, que ofrece sensación de resistencia y flexibilidad. Un diseño sencillo que sólo muestra un ensanchamiento en la zona donde va incluido el núcleo de la pulsera, su cerebro, y que destaca por el broche metálico en forma redonda con el logotipo de Sony. La pulsera por sí­ sola mide 250 mm (214 su versión reducida) y cuenta con un peso de 21 gramos.

Hay que entender que la SmartBand SWR10 está formada por la comentada correa o pulsera y su núcleo. Un pequeño aparato rectangular de 40,7 x 15,3 x 7,8 mm y 6 gramos de peso que guarda los sensores que son capaces de medir la actividad del usuario. Es por ello que las posibilidades para llevar consigo este medidor de actividad son muy variadas. Aún así­, Sony ha presentado toda una colección de correas en color azul, naranja, morado, amarillo, blanco, lila, verde, rosa y negro, en las que, en algunos casos se combinan dos colores en la parte interior y exterior para que la pulsera sea aún más atractiva.

Además, Sony ha contactado con otras compañí­as centradas en el diseño para crear conceptos de SmartBand con nuevas lí­neas, estilos y colores. Junto a ello existe un diseño especialmente creado para la Copa del Mundo de la FIFA del 2014. Por lo que es posible que en un futuro cercano se presenten nuevas propuestas con las que vestir el núcleo que ofrece la experiencia wearable de Sony.

Todo ello sin olvidar que se trata de un dispositivo que calificado con el estándar IP58, lo que significa que es resistente al agua y al polvo, a excepción de su puerto micro USB a través del que se carga su baterí­a. Por tanto está diseñado para ser llevado las 24 horas del dí­a, incluso en la ducha.

sony smartband swr10

Funciones

En cuanto al uso de esta pulsera inteligente o medidor de actividad, hay que tener en cuenta que no es un dispositivo independiente. No al menos al cien por cien. Así­ necesita de un dispositivo Android y de la aplicación Lifelog que Sony ha desarrollado especialmente para recoger y presentar toda la información para el usuario. De esta manera, con sólo vincular ambos dispositivos al tocarlos (NFC) o directamente mediante Bluetooth, es posible sacar el máximo partido a la SmartBand SWR 10.

Con ello, este medidor de actividad es capaz de registrar la actividad fí­sica del usuario gracias a sus sensores. Así­ es capaz de reconocer cada movimiento para actuar como un podómetro y contabilizar el movimiento diario del usuario. Además, también puede reconocer si el usuario se desplaza andando, corriendo o en bici. Cuestiones que permiten realizar un cálculo aproximado del consumo de calorí­as. Junto a ello, además, y si se lleva la SmartBand SWR10 durante la noche, también es capaz de registrar la actividad durante el sueño, para conocer en qué horas se descansaba más o si ha habido algún movimiento durante la noche.

Toda esta información se vuelca a la aplicación Lifelog donde una vistosa animación muestra la actividad del usuario del dí­a. Además cuenta con información detallada para contar los pasos, ver las calorí­as, etc. Todo ello dividido por colores y secciones, además de la comentada representación a través de la animación.

Lo curioso de este dispositivo es que no sólo se centra en la actividad fí­sica del usuario, ofreciendo otras funciones y posibilidades alejadas del ejercicio propiamente dicho. Así­ es posible registrar los momentos de ocio y esparcimiento como las fotos tomadas con el terminal, registrando el cuándo y el dónde. Todo para verlo a través de la aplicación.

Finalmente, la SmartBand SWR 10 también actúa como un control remoto para algunas de las funciones del terminal. Su vibrador le permite avisar al usuario de notificaciones y llamadas entrantes en el teléfono. Además, permite pausar y pasar de canción en la aplicación WALKMAN. Puntos a favor que ofrecen más funcionalidades más allá de la mera medición de actividad fí­sica.

sony smartband swr10

Potencia y memoria

La SmartBand SWR10 también dispone de un cerebro o chip que le permita gestionar los sensores y recoger la información en su memoria, a pesar de su reducido tamaño. Para ello cuenta con un procesador ARM Cortex-M0 de 32 bit que se apoya en una memoria RAM de 16Kb para funcionar de forma fluida.

Además, dispone de un pequeño espacio de almacenamiento para guardar los datos recogidos. Se trata de una memoria tipo Flash de 256 kb. Más que suficiente para guardar la actividad fí­sica del usuario antes de enviarla al móvil.

Conectividad

Dentro del núcleo de la SmartBand SWR10 de Sony se encuentran varios sensores y conectores para poder registrar toda la actividad del usuario. Así­ es posible encontrar un transmisor Bluetooth 4.0, capaz de compartir información con una frecuencia menor a los 3Mbps sin hacer un gran consumo de la baterí­a. Junto a ello también dispone de un sensor NFC que permite emparejar la pulsera y el terminal con un solo toque de ambos. Por último dispone de un puerto micro-USB, aunque destinado únicamente a la carga de la baterí­a, sin permitir la transmisión de datos.

Como referencia visual, en uno de los laterales del núcleo de la SmartBand SWR10 también existen tres indicadores LED blancos para marcar el encendido, las funciones y notificaciones.

Autonomí­a y disponibilidad

Un punto clave al que hay que atender con estos dispositivos es el de la autonomí­a. Y es que de poco sirve llevar una bonita pulsera inteligente si no cuenta con baterí­a. Por ello Sony ha incluido una pila de polí­mero de litio de 35 mA capaz de cargarse en más o menos una hora y que da vida a la SmartBand SWR10 durante cinco dí­as en un uso normal.

La pulsera o medidor de actividad de Sony llegará a las tiendas europeas a partir del mes de marzo. Por el momento sólo en color negro, aunque habrá nuevos colores para intercambiar el núcleo más adelante.

sony smartband swr10

Conclusiones

La SmartBand SWR10 es más que un medidor de actividad. Un dispositivo wearable (que se viste) con un gran diseño y que gracias a su núcleo intercambiable puede utilizarse en diferentes modalidades. Todo ello pensado para registrar la actividad fí­sica del dí­a a dí­a del usuario, pero sin centrarse únicamente en el ejercicio. Y es que es capaz de medir la actividad del sueño para despertar al usuario en el momento idóneo. Todo ello potenciado por la aplicación Lifelog con la que sacar el máximo partido.

Ficha técnica

Modelo Sony SmartBand SWR10
Dimensiones y peso Núcleo: 40,7×15,3×7,8 mm 6 gramos

Pulsera: 250 mm  21 gramos

Funciones Medidor de actividad fí­sica

Medidor de sueño

Vibrador notificaciones

Control remoto para app WALKMAN

Potencia y memoria ARM Cortex-M0 32 bit process

16 kB de RAM

256 kB capacidad tipo flash

Conectividad Vibrador

Bluetooth 4.0

NFC

Micro-USB

Requisitos Bluetooth V4.0 LE y Android 4.4
Autonomí­a Baterí­a Li-Po 35 mAh

Hasta 5 dí­as de uso normal

Disponibilidad Marzo
Precio Por especificar
+ info Sony

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre... ,