dropbox

El pasado sábado, 11 de enero, Dropbox se quedó sin servicio. Durante prácticamente dos dí­as ha permanecido caí­do sin permitir ver otra cosa que un mensaje de error. Hace apenas unas horas, la compañí­a anunciaba a través de su cuenta de Twitter que, a falta de unos últimos ajustes en la pestaña de fotos, el servicio ya estaba de nuevo operativo. Han sido dos dí­as tensos tanto para la compañí­a como para los usuarios, ya que comenzaron a circular rumores en Twitter de que habí­an hackeado la red de Dropbox. Finalmente, hoy la compañí­a ha lanzado un comunicado a través de su blog en el que, además de asegurar que no se han perdido datos de ningún tipo, explican qué es lo que ha pasado.

Según explica la compañí­a, durante las tareas rutinarias de mantenimiento, mientras se instalaba la actualización del sistema operativo que gobierna sus máquinas, se produjo un error de escritura: durante la actualización «ejecutamos scripts que verifican remotamente el estado de producción de cada máquina». En este caso, un error en la secuencia de comandos causó fallos en unas pocas máquinas no relacionadas con  las bases de datos de los usuarios. Este error afectó a las máquinas que ese ocupan de algunas de las caracterí­sticas del servicio, como pueden ser algunas funciones de la API o la opción de compartir el álbum de fotos, pero no a los propios archivos y carpetas que almacenan los usuarios. Según se cuenta en el blog de la compañí­a, los datos y archivos de los usuarios nunca se han visto comprometidos, al no estar alojados en los equipos afectados.

Dropbox Twitter

Dropbox pudo restablecer la funcionalidad de las máquinas en unas tres horas, sin embargo, no ha sido hasta hoy que el servicio básico para volver a funcionar se ha activado. La razón, según explica la compañí­a, ha sido el enorme tamaño de algunas de sus bases de datos, que han ralentizado la recuperación, a pesar de haber trabajado sin descanso en la recuperación desde que se produjo la incidencia. Pero el volumen de los datos a recuperar tiene sus propios tiempos de procesamiento, y ante eso, no se ha podido hacer mucho más que esperar. Sea como sea, los usuarios del servicio de almacenamiento en la nube ya pueden comprobar que todos sus documentos, fotos y archivos siguen donde y como los dejó.

Tras pedir disculpas a sus usuarios por el tiempo que se han quedado sin servicio, Dropbox ha relatado las medidas que tomará a partir de ahora para que no vuelva a darse una situación como la de estos dos dí­as. Dropbox se ha comprometido a trabajar para ser capaces de realizar recuperaciones de errores mucho más rápido. Hasta el momento, dado el crecimiento que ha tenido la compañí­a, las cantidades de datos que llegan a manejar son ingentes, lo que como ahora, hace que los procesos se ralenticen. Según han anunciado, para evitar esto han desarrollado una herramienta que «paraleliza la reproducción de registros binarios». Aprovechando la experiencia que acaban de tener, también han decidido abrir el código de esa herramienta para que pueda ser útil a otros.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre...