Facebook no me gusta

Facebook es un lugar de encuentro aparentemente ideado para compartir pensamientos, fotos, ví­deos y casi cualquier cosa que se te ocurra con tu red de contactos. Lo que sucede es que en gran medida se está convirtiendo en un lugar donde compartir lo que se te pasa por la cabeza en cada momento o el último chiste o montaje fotográfico gracioso. Y tus conocidos pueden mostrar su interés o su satisfacción haciendo click sobre el botón «Me gusta».

Lo que sucede es que no todo lo que se comparte en una red social tiene por qué ser agradable o divertido. ¿Qué pasa cuando alguien está pasando por un mal momento o mala racha y busca la «complicidad digital» de tus conocidos? ¿cuando una persona le cuenta a todo el que quiera escucharle que lo está pasando fatal? ¿Cómo mostrar tu apoyo a la persona que comparte contigo su bajo estado de ánimo? ¿Haciendo click en un «Me gusta»? Casi parecerí­a que te alegras de que las cosas no le vayan bien.

Conscientes de este «enorme» problema, los ingenieros de Facebook han encontrado la solución. No ha sido fácil y les ha llevado unos años darse cuenta de la magnitud del asunto así­ como, por lo que parece, dar con la solución. Que ha llegado en un «hackathon«, un multitudinario evento de desarrollo en el que se juntaron todas las mentes pensantes de Facebook. La verdad es que sinceramente espero que ese evento sirviera para algo más, digámoslo así­, útil.

Facebook pantalla

Bueno, pues parece que a grandes males, grandes remedios. En el transcurso de ese hackathon de Facebook surgió un remedio para evitar el equí­voco que se puede producir si hacemos click en el botón «Me gusta» de una historia que deberí­a enternecernos o a la que querrí­amos mostrar nuestro rechazo. Como la solución obvia, que serí­a escribir algo adecuado como respuesta, parece que es demasiado pedirle al común de los usuarios de Facebook, la respuesta tendrá forma de botón.

Por lo que se ha sabido, Facebook implementará en breve un botón «Simpatizar» con el que podremos indicar que empatizamos con los sentimientos de la persona en cuestión, y que no parezca que disfrutamos de su desgracia. Los técnicos que están detrás de Facebook deben tener datos que apoyen que si quieren tener interacción de sus usuarios no deben esperar a que escriban algo, que parece que eso es demasiado pesado y complejo, sólo apto para intelectos superiores. Si quieren crear espacio para las interacciones deben poner el mecanismo muy clarito, con forma de botón, para que cualquiera pueda pulsarlo en un alarde de esfuerzo y entrega. En una demostración de que todo es posible y que se puede ir más allá, Facebook nos pondrá, literalmente, en la punta de los dedos la posibilidad de mostrar nuestra empatí­a con las desgracias ajenas de una forma cómoda, aséptica y, sobre todo, fácil. Muy, muy fácil.

Como puedes ver, el mundo puede ser un lugar cruel y complejo, pero los avances que trae Facebook a nuestras vidas pueden conseguir aplacar la mayor parte de estos problemas y hacer nuestra existencia más llevadera. Gracias a sus mentes pensantes, una vez más. Lo que ya es de traca es que se filtre que «están trabajando» en ello. ¿Qué tiempo necesitan para ponerlo en marcha? ¿meses?

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día a +4.000 suscriptores

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.