Samsung Galaxy Gear

Las pruebas de resistencia en móviles y tabletas ha llegado a convertirse en un extraño subgénero dentro de los análisis de dispositivos. Los exámenes van desde sencillos tests que reproducen situaciones más o menos cotidianas hasta auténticos disparates que llegan meter un iPad en una batidora que, lógicamente, termina en tragedia. El nuevo Samsung Galaxy Gear no ha sido ajeno a este tipo de pruebas. El reloj inteligente de la firma surcoreana deberí­a estar más a salvo de lo que lo está un smartphone, dado que por lo general estarí­a a buen recaudo amarrado a la muñeca del usuario. No obstante, en según qué situaciones, puede acabar dándonos algún susto si no lo llevamos sujeto en su sitio.

Desde el canal de YouTube de RatedRR hemos comprobado cómo se las gastan estos muchachos a la hora de pasar revista a la resistencia del Samsung Galaxy Gear. En principio, las pruebas a las que someten al smartwatch de Samsung resultan más que comprensibles, al menos, en esos momentos en que podemos tener un descuido al ponernos o quitarnos el dispositivo. Imaginemos, por ejemplo, que vamos a bañar al peque de la casa y que antes de proceder con la tarea, sacamos el Samsung Galaxy Gear de la muñeca para evitar que se moje. En ese contexto, un pequeño desliz puede acabar en un gran susto: el terminal se nos cae al agua, aunque conseguimos rescatarlo un par de segundos después de la zambullida.

Según la prueba de RatedRR, el momento de pánico serí­a breve. Y es que una vez sometido a este escenario, comprueban que el Samsung Galaxy Gear sobrevive sin daños aparentes. El reloj continúa funcionando, por lo que sólo es cuestión de minutos que recuperemos el ritmo cardí­aco habitual.

La cosa se pone más tensa cuando el Samsung Galaxy Gear se nos escurre de las manos y acaba dándose de bruces contra el suelo. En este sentido, el ví­deo alojado en el citado canal de YouTube reproduce dos posibles situaciones. En la primera de ellas, el Samsung Galaxy Gear recibe un golpe seco contra el suelo. En la segunda, además, rebota y se desplaza un poco sobre la superficie. En ambos casos, sin embargo, el resultado es el mismo: el Samsung Galaxy Gear sale indemne de porrazo y no presenta daños

No obstante, para la prueba final los chicos de RatedRR se ponen burros y optan por salirse del guión de lo cotidiano de la mano de su amiga HK 417, un fusil de combate que, por otro lado, difí­cilmente se toparí­a en la vida de un Samsung Galaxy Gear en condiciones normales. Como es lógico pensar, probar la resistencia del reloj de Samsung a golpe de balazo es más una canallada con la que el ví­deo pone la guinda al pastel que otra cosa, y aunque como era de esperar acaba sucumbiendo al disparo, la toma realizada a cámara lenta deja una espectacular secuencia que reproduce con detalle el momento del impacto.

En resumidas cuentas, y volviendo ya a lo razonable, el Samsung Galaxy Gear acaba haciendo gala de un carácter muy resistente ante golpes, caí­das y eventuales inmersiones en agua, lo cual supone todo un atractivo adicional que se suma a las interesantes funciones del primer reloj inteligente de Samsung.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Otras noticias sobre... , , ,