LG G Flex

Una de las novedades tecnológicas más llamativas de los últimos tiempos son las pantallas curvadas. Después de ver algunos modelos de televisores que incorporan esta tecnologí­a, ahora está comenzando a llegar a los smartphones. A partir de diciembre será posible adquirir el fabricado por LG, que compite con Samsung Galaxy Round por ser pioneros en este nuevo tipo de producto que, como mí­nimo, resulta llamativo.

Antes de que el nuevo smartphone LG G Flex llegue a los mercados europeos, lo hará en Asia o, al menos, en Corea, donde está previsto que se comience a comercializar a partir de la semana que viene a un precio de unos 700 euros al cambio. Habitualmente la conversión que aplican los fabricantes no es tan directa y es de esperar que en Europa sea algo más caro hacerse con este dispositivo. El primer paí­s europeo en el que se ha confirmado que se pondrá a la venta este smartphone es Francia, al que llegará de la mano de Orange.

LG G Flex es un terminal con pantalla de 6 pulgadas de tipo OLED. La pantalla, a diferencia de su competidor directo Samsung Galaxy Round, hace honor al nombre del smartphone y, además de curvada, también es flexible. En un ví­deo mostrado por un usuario se puede apreciar como es posible deformar el móvil presionándolo contra una superficie hasta dejarlo completamente plano y éste vuelve a recobrar su forma inmediatamente, sin sufrir ningún desperfecto. Después de ver el ví­deo, de todas formas, la sensación que te queda es que, por si acaso, mejor no hacerlo muchas veces. La pantalla y el resto de componentes puede ser muy flexible, pero la fuerza que hay que hacer para doblarlo da un poco de miedo.

http://www.youtube.com/watch?v=LahYuSyWidc

LG G Flex tiene, además de la pantalla curvada de seis pulgadas ya mencionada, un procesador Snapdragon 800 a 2,26 GHz y 2GB de memoria RAM, al estilo de otros modelos de gama alta. Dispone de cámara de 13 megapí­xeles. Es decir, que cabe esperar en este terminal prestaciones similares a las del LG G2. La baterí­a, uno de los puntos fuertes del LG G2, en este caso es de 3.500 mAh, en vez de los 3.000 mAh incluido en el G2. Cabe esperar que la autonomí­a no se vea penalizada en este nuevo terminal por tener una pantalla de mayor tamaño (el LG G2 tiene una pantalla de 5.2 pulgadas).

Queda por ver qué tal funciona este smartphone y por resolver una cuestión que algunos nos preguntamos: ¿sirve para algo la pantalla curvada? Las pantallas flexibles hasta el punto de doblarse y enrollarse hasta la mí­nima expresión son elementos recurrentes en la ciencia ficción y, desde luego, la posibilidad de tener dispositivos completamente flexibles tendrí­a muchas aplicaciones. Esta tecnologí­a, aparte de ser muy llamativa, no llega a aproximarse a lo que hemos visto en el cine y la televisión, pero avanza en esa dirección. En los dispositivos actuales, todaví­a está por comprobar cuál es su utilidad real.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.