Huawei Ascend Mate

El mercado para los móviles de pantallas grandes se va ampliando poco a poco y, si en un principio parecí­a que la demanda no iba a ser suficiente, el tiempo está dando la razón a los defensores de las pantallas XL. Huawei se lanzó a este terreno de cabeza con su Huawei Ascend Mate, un terminal presentado a principios de año que hace gala de unas dimensiones exageradas debido a su pantalla de 6,1 pulgadas. La apuesta de la marca china por los terminales de grandes dimensiones es clara y decidida: un smartphone muy amplio que ofrece prestaciones a la altura de las necesidades actuales. Incluye cámara de ocho megapí­xeles, procesador de cuatro núcleos, dos Gb de memoria RAM, un perfil de conexiones variado y una baterí­a bastante amplia. Todo ello embutido en un chasis relativamente delgado y con una apariencia sobria y elegante. Hemos probado el Huawei Ascend Mate, esto es lo que nos ha parecido.

Huawei Ascend Mate

Pantalla

La pantalla del Huawei Ascend Mate es, sin lugar a dudas, el elemento principal de todo el conjunto -en un smartphone normal también, pero en este caso adquiere mayor importancia. Como decí­amos, la diagonal de 6,1 pulgadas lleva el concepto de tabletófono a un nuevo nivel y hay que decir que es un tamaño un tanto excesivo. No obstante los amantes de los paneles amplios encontrarán un buen aliado en el Ascend Mate, el contenido se nos muestra con la claridad de una tableta y la nitidez es muy elevada gracias a la resolución HD (1.280 x 720 pí­xeles). No encontramos pegas en cuando a la calidad de la visualización, sin embargo hay que decir que la pantalla no es lo más ní­tido del momento, los smartphones con resolución FullHD se sitúan un paso por delante.

Huawei Ascend Mate

Manejo y diseño

Modelos como este difuminan la barrera entre smartphones y tablets. Hasta ahora los teléfonos habí­an llegado a las cinco pulgadas y en las siete pulgadas ya empezamos a hablar de tablets, por tanto podrí­amos decir que el Huawei Ascend Mate se sitúa en tierra de nadie: demasiado grande para un teléfono y demasiado pequeño para un tablet. Su tamaño indeterminado hace que no sea precisamente cómodo de manejar. Tras usarlo durante un rato, notamos que es complicado sostenerlo en una postura natural. Y no hablemos de controlarlo todo con una mano, una tarea prácticamente imposible, para evitar ciertas situaciones engorrosas Huawei ha incluido un asistente de ayuda que permite usar el teclado numérico cómodamente con una mano, lo que hace es situarlo a un lado de la pantalla para que nuestro pulgar llegue a todas las teclas. La idea es buena, pero sólo funciona en algunos apartados y serí­a interesante integrarlo en más puntos del sistema. Los controles básicos están situados en la propia pantalla y constan de tres teclas táctiles (retroceso, inicio y la interfaz de multitarea). En el lateral derecho tiene una tecla de reposo-encendido y los controles de volumen. El puerto MicroUSB para cargar la baterí­a está en la parte inferior, la tareta SIM se inserta por la parte superior y la tarjeta de memoria MicroSD en el lateral izquierdo.

Huawei Ascend Mate

Para ilustrar las dimensiones del Huawei Ascend Mate, lo hemos fotografiado junto al Samsung Galaxy Note 2, un terminal con pantalla de 5,5 pulgadas que es considerado el tabletófono por excelencia. El hí­brido de Samsung ya se sitúa en el lí­mite de la funcionalidad, pero dentro de lo que cabe es cómodo de manejar. Al ponerlo al lado del mastodonte de Huawei se queda pequeño, y hacer que el Galaxy Note 2 quede como un móvil compacto ya es decir.

Huawei Ascend Mate

La apariencia del Huawei Ascend Mate es bastante elegante, la sencillez y el tono oscuro le dan un toque sofisticado. A pesar de que se ha empleado plástico para su construcción, los acabados están bastante elaborados y la sensación al sujetarlo en la mano es de un equipo sólido y resistente. El tamaño hace que no sea un terminal precisamente ligero, de hecho su peso se acerca peligrosamente a los 200 gramos. No obstante no resulta un problema y está bastante equilibrado para las dimensiones que alcanza, en parte porque es delgado (menos de 10 milí­metros).

Huawei Ascend Mate

Cámara

La siguiente pieza que pasa por nuestro análisis es la cámara de fotos. Sobre el papel vemos que tiene un sensor de ocho megapí­xeles, enfoque automático, flash LED, detector de caras y graba ví­deos FullHD a 30 fotogramas por segundo. Los resultados en buenas condiciones de luz (exterior o interior en dí­a soleado) son satisfactorios tal y como se aprecia en las imágenes. Los colores son fieles a la realidad (quizá ligeramente saturados) y reproduce bastante bien los distintos niveles de iluminación de la imagen, salvo cuando se trata de contraluces muy marcados. El enfoque de cerca o macro también da resultados bastante buenos.

Huawei Ascend Mate

Sin embargo cuando la luz escasea aparecen aberraciones cromáticas e incluso el molesto efecto ruido, aun así­ los resultados son buenos dentro de lo que cabe, quizá no tanto para lo que se espera de un terminal de estas caracterí­sticas. Por tanto podemos decir que la cámara pasa el examen siempre y cuando no se lo pongamos demasiado difí­cil.

Huawei Ascend Mate

Con los ví­deos sucede más o menos lo mismo, con luz natural ofrecen mucha más calidad que si grabamos de noche o en un interior con luz artificial. Antes de terminar con este apartado destacamos que la aplicación de la cámara es muy sencilla de manejar y es muy cómoda para intercambiar entre la interfaz de disparo y las fotos que vamos haciendo ya que sólo tenemos que deslizar a un lateral.

Huawei Ascend Mate

Potencia

Huawei ha incluido un procesador de fabricación propia en su tabletófono, concretamente un Huawei Hi-Silicon K3V2, que cuenta con cuatro núcleos funcionando a 1,5 gigahercios de potencia. El potente motor se complementa con los dos Gb de RAM para ofrecer un rendimiento muy fluido y sin saltos. Las transiciones de la pantalla de inicio se reproducen con gran suavidad y todo funciona correctamente, incluso cuando tenemos muchas aplicaciones abiertas en segundo plano.

Huawei Ascend Mate

Sistema operativo y funciones

El Huawei Ascend Mate sale de serie con Android 4.1.2 Jelly Bean, por tanto garantiza la presencia de los servicios más actuales de Google, por ejemplo el asistente Google Now. Las bondades de Android son de sobra conocidas por todos, por eso vamos a centrarnos más en la interfaz Emotion UI, la capa visual que Huawei coloca sobre el sistema operativo en sus terminales móviles.

La interfaz de Huawei destaca por su apariencia sencilla y bien organizada. La pantalla principal cuenta con la función Me Widget, un widget propio de la compañí­a que agrupa la información que más nos interesa en un sólo panel. En él podemos añadir lo que queramos, por defecto cuenta con el tiempo, fecha y hora, reproductor musical, contactos favoritos y las fotos del carrete de la cámara.

Uno de los aspectos más atractivos de la interfaz Emotion UI es sin duda la personalización. Huawei ha incluido una serie de temas que nos permiten modificar el aspecto de la interfaz en unos pocos toques, tenemos desde temas sobrios y elegantes hasta otros mucho más divertidos y desenfadados. La personalización es posible en cualquier terminal Android, sólo que en este caso no será necesario descargar una aplicación, todo está en el propio teléfono. Las transiciones entre las distintas pantallas de inicio también se pueden cambiar, creando efectos muy interesantes de cilindro, cubo y mucho más. La pega del sistema de pantallas es que cuando llegamos al final no vuelve a la primera página, sino que nos vemos obligados a retroceder al punto de origen. Además no hay menú de aplicaciones separado y todo (widgets y aplicaciones) se reparten en las mismas pantallas, no es que sea algo malo pero habrá usuarios a los que les cueste acostumbrarse.

Opiniones

El Huawei Ascend Mate es un dispositivo enfocado a los amantes de las pantallas grandes, de eso no cabe duda. Su tamaño resulta excesivo y este es el mayor inconveniente que encontramos en él. Sujetarlo, ya sea con una o dos manos, no resulta muy cómodo y pasado un rato ya no sabemos en que posición sostenerlo. Sin embargo los usuarios con manos más grandes no tienen porqué sentirse incómodos con este grandullón. Por lo demás el terminal nos ha parecido un equipo muy completo que ofrece prestaciones a la altura de la gama alta a la que pertenece: su pantalla es ní­tida, es potente, tiene una buena cámara de fotos y cuenta con Android 4.1 Jelly Bean. La interfaz de Huawei es una de las ventajas más destacadas, sobre todo por la personalización y facilidad de uso. Por supuesto no podí­amos cerrar este análisis sin hablar del precio, y es que esta bestia se puede conseguir por tan sólo 350 euros. El Ascend Mate es un terminal muy completo pero que está dirigido a un público más concreto por su enorme pantalla de 6,1 pulgadas.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre...