Sony a 58-3

La Sony Alpha 58 es una cámara estilo réflex de gama media, muy tradicional en su concepción y diseño. Eso si, a muchos les cuesta llamara “réflex” a estas cámaras de Sony, y es que estrictamente no pertenecen a esta categorí­a. La marca japonesa apostó hace tiempo por eliminar el espejo móvil caracterí­stico de estas cámaras, y sustituirlo por uno traslúcido con algunas ventajas.

Por eso, la Sony Alpha 58 es una cámara “estilo réflex”, con gran tamaño, empuñadura y lentes intercambiables al estilo clásico, pero no es propiamente una cámara DSLR. Lo primero que llama la atención de esta cámara es el sensor. Cuenta con un captor Exmor APS HD CMOS de una resolución altí­sima, en torno a los 20 megapí­xeles. Esto genera imágenes muy grandes, de un máximo de 5456 x 3632 pí­xeles.

A58-2

Una imagen como esta es realmente grande. Parecí­a que la “guerra de los megapí­xeles” habí­a terminado hace tiempo, pero las marcas están retomando un poco la tendencia de subir más este valor. Con una imagen de esta resolución podrí­amos imprimir una foto de 46,2 x 30,8 centí­metros en una calidad alta (300 puntos por pulgada). Este es un tamaño bastante más grande del que suele manejar el fotógrafo aficionado.

Otro de los valores interesantes de esta cámara es la sensibilidad del sensor. Se puede llegar hasta los 25600 ISO, lo que supone tomar fotos en unas condiciones muy deficientes de iluminación sin necesidad de recurrir al flash. No obstante, este es el valor máximo, en el que tendremos que asumir una buena cantidad de ruido de imagen. No obstante, la marca japonesa ha hecho buenos progresos en este campo en los últimos tiempos, con lo que se pueden obtener fotos de calidad en valores de hasta 3.200 o 6.400 ISO.

a58-3

La grabación de ví­deo es otro de los aspectos favorables de la Sony Alpha 58. Puede grabar en calidad Full HD (1.920 x 1.080 pí­xeles) a 50 cuadros por segundo. Es un valor bueno, tal y cómo esperamos de una cámara de esta gama. Lo que no resulta demasiado espectacular es la pantalla. Tiene 2,7 pulgadas de diagonal y una resolución de 460.000 puntos. No es un mal valor, pero precisamente en esta cámara deberí­a ser especialmente bueno. Y es las cámaras con espejo traslúcido como esta tienen una importante diferencia con respecto a las réflex tradicionales: no tienen un visor directo. Por eso, es importante contar con un buen visor electrónico y una pantalla de calidad.

Lo que si resulta llamativo es la velocidad de ráfaga. La Sony Alpha 58 es capaz de hacer hasta ocho disparos por segundo. Esto se debe principalmente a la peculiaridad de su espejo traslúcido. Y es que el hecho de no tener un espejo tradicional causa algunos inconvenientes, pero también tiene ventajas. Al no tener que mover un mecanismo fí­sico, es capaz de lograr estas velocidades de ráfaga. Esto es especialmente prácticos en campos como la fotografí­a deportiva, en la que se disparan largas ráfagas de fotos para obtener una buena instantánea.

La cámara estará disponible a partir del mes que viene, y va a venderse en un pack con un objetivo de inicación 18-55 mm. El precio del conjunto rondará los 600 euros. Es una cámara muy a tener en cuenta para los aficionados a la fotografí­a con cierto rodaje, y es que Sony dispone de un amplio catálogo de objetivos para esta gama. Además, algunas marcas fabrican lentes compatibles con estas cámaras, generalmente a un precio más asequible.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre... , ,