compactas

Estamos en pleno verano y muchos se disponen a emprender sus vacaciones. En estos dí­as, se disparan las ventas de cámaras de fotos, en especial las compactas. Y es que a todos nos gusta tomar unas buenas fotos de las vacaciones a pesar de no se maestros de la fotografí­a.

A la hora de comprar una cámara compacta conviene tener en cuenta algunos aspectos importantes. No todas son iguales ni por supuesto cuestan los mismo. Dentro de lo que entendemos por cámara compacta, hay una variedad enorme de modelos, desde los más básicos a cámaras profesionales. Para encontrar lo que más se adecua a nuestras necesidades.

1. Piensa en tus necesidades antes de ir a la tienda

Antes de comprar una cámara debemos de tener claro para que la queremos. No es lo mismo pensar en una cámara para sacar fotos de las vacaciones en la playa, que querer hacer un álbum para regalar. Además, debemos de tener en cuenta nuestro grado de interés en el arte de la fotografí­a. Si tenemos la intención de ir aprendiendo técnicas avanzadas necesitaremos cámaras con ciertas opciones.

compactas

2. Déjate aconsejar, pero no por el dependiente de la tienda

Todos tenemos un amigo al que le gusta la fotografí­a. No está de más pedir consejo antes de comprar una cámara, pues puede que nuestro amigo conozca bien en que nivel nos encontramos. Sin embargo, no debemos considerar como una opinión válida la del dependiente de la tienda. Dejando a un lado la más que intachable honradez de algunos vendedores, no hay que olvidar que la mayor parte de ellos cobran a comisión. Por ello, es posible que salgamos de la tienda con un cámara que no necesitamos y un buen agujero en la cartera.

3. Busca la conectividad

Las cámaras de los teléfonos móviles han abierto un mundo nuevo de posibilidades a los aficionados a la foto. Antes guardábamos nuestras tomas en álbumes y más tarde en el disco duro del ordenador. Ahora lo que se lleva en compartirlas, y con el móvil es muy sencillo.

Sin embargo están empezando a lanzarse muchas cámaras que pueden competir en este terreno. Son buenas cámaras, con ópticas y sensores a los que un móvil no puede aspirar. Además, tienen conexión WiFi, lo que aumenta las posibilidades de la cámara. Copias de seguridad automáticas o compartir las fotos en redes sociales son sólo algunas de las posibilidades. Busca  la cámara conectada, es el presente y el futuro.

compactas

4. Piensa en el futuro: buena óptica y pocos megapí­xeles

Y hablando del futuro, hay un par de cosas más que merece la pena tener en cuenta. Las cámaras digitales tienen dos partes: la electrónica y la óptica. A dí­a de hoy, la parte electrónica avanza muy deprisa, como en el resto de aparatos. Sin embargo, las ópticas son un elemento muy distinto. Una buena óptica, bien cuidada, puede durar casi eternamente, por lo que conviene tenerlo en cuenta.

El sensor de la cámara se va a quedar viejo en poco tiempo, pero esto no es necesariamente un problema. La guerra de los megapí­xeles acabó hace tiempo, porque no tení­a sentido subir más y más la cifra. A partir de un número mí­nimo el tener más número de pí­xeles no suele servir para nada. Hoy en dí­a, las compactas más baratas incluyen sensores de al menos 12 megapí­xeles. Con un tamaño como este nos va a sobrar foto para cualquier cosa. Decidir comprar una cámara u otra por esta cifra no tiene mucho sentido para el consumidor medio, a no ser que esté pensando en empapelar las paredes de su casa con las fotos.

Por esto, a la hora de comprar una cámara y que nos dure mucho tiempo, hay que prestar atención a las ópticas. Si tiene un buen tiro de zoom, si es luminosa (esto se mide con el número f. Cuanto más bajo, mejor), etc.

5. Compara precios

Al igual que con otros aparatos electrónicos, existen enormes diferencias de precio entre cámaras dependiendo de donde las busquemos. Las ofertas de las tiendas, los stocks o el precio de las cámaras recién lanzadas son factores a tener en cuenta. Las cámaras son, en comparación, elementos que permanecen muchos meses en las estanterí­as.

La renovación del producto en fotografí­a es más lenta que, por ejemplo, en los móviles. Por eso, si nos hemos enamorado de un modelo recién presentado, podemos estar seguros de que bajará de precio al cabo de un tiempo. Además, si miramos en más de un establecimiento podremos ahorrar un poco en la compra.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre... ,