La marca de Odí­n

“Entiendo que ya no vendemos formatos, sino contenidos”. Con esa concisión se refiere el autor Xavier Marcé al modelo que propone su primera obra como escritor. Se trata de La marca de Odí­n: El despertar, la entrega inicial de una pentalogí­a de fantasí­a que ha visto en Internet y las plataformas tecnológicas un filón para enriquecer el mercado de la literatura. El uso la cultura digital en el negocio literario se ha desarrollado en tres planos dentro del proyecto de Marcé: integración de los sistemas de distribución ””en dos formatos: impreso y electrónico””, creación de una comunidad online de lectores con sistemas de bonificaciones y premios similares a los de PlayStation Network o Xbox Live y explotación de las posibilidades promocionales de Internet para dar a conocer el proyecto.

Respecto a lo primero, Marcé, de 30 años de edad, ha desarrollado un tipo de distribución que tiene como eje principal Internet. Pero no sólo eso. Su opera prima como escritor ””la primera de una saga de cinco novelas”” puede conseguirse en dos formatos, ya sea libro impreso o edición electrónica. Hasta aquí­, pocas novedades. La clave que ha querido esgrimir el autor ha sido la de impulsar la integración entre ambos. Así­, quienes se decidan por el volumen en formato fí­sico tradicional ””por un precio de 19 euros”” recibirán un código con el que podrán descargar, de forma gratuita, la edición electrónica.

A la inversa, quienes prefieran el formato digital, pagarán siete euros por la descarga, pero se harán con un descuento de cinco euros para comprar la versión impresa. Para poder llevar a cabo esta iniciativa, el autor tuvo que descartar la idea de recurrir al circuito habitual de distribución ligado a editoriales. “Inicialmente iba a publicar los libros con una gran editorial, pero llegado a un punto de las conversaciones fue evidente para las dos partes que el hecho de querer ligar la publicación de mi libro con mi nuevo modelo era un impedimento“, asegura Marcé, añadiendo que estas empresas “llevan un tiempo teniendo iniciativas al respecto pero considero que todaví­a se están resistiendo al cambio.

La marca de Odí­n

Por otro lado, La marca de Odí­n también cuenta con una plataforma que pretende agrupar a una comunidad de lectores, donde se expandan los contenidos de las novelas. “Llevaba muchos años dándole vueltas a una idea así­”, apunta el autor, quien cuenta con experiencia en la gestión de comunidades de jugadores online ””fue en su momento responsable en España de Age of Conan: Hyborian Adventures””. Añade además que “los juegos masivos online y plataformas como Xbox Live” han servido de inspiración para la puesta en marcha de este universo ampliado, que además de contar con contenidos exclusivos que expandan la información contenida en los relatos literarios, dispondrá de un sistema logros y bonificaciones con los que conseguir regalos.

“Todaví­a estamos estudiando la lista final de regalos, pero va a ser una lí­nea de merchandising basada en la saga en la que esperamos poder incluir camisetas, llaveros, posavasos, imanes, etc“, apunta Marcé, que apunta que la moneda con la que ganar logros que intercambiaremos por regalos serán Runas. “Para ganar Runas hay que participar en la comunidad, compartir sus contenidos, recomendar el libro a amigos y que estos los compren, completar la lectura de los libros y capí­tulos de bonificación y muchas más acciones que los usuarios tendrán que descubrir y desbloquear”, nos remarca el autor.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=MUZiZW8wBHQ[/youtube]

Por cierto, que la vinculación de La marca de Odí­n con el mundo del videojuego no sólo se refiere a la creación de un mundo expandido con el que participar en una comunidad de lectores. Además, en el proyecto han participado artistas de renombre en el campo del ocio digital como son Knut Avenstroup ””compositor de bandas sonoras, algunas de los Age of Conan”” o Michael Komarck ””ilustrador de varias entregas de Dragones y Mazmorras, así­ como de portadas originales para Juego de Tronos, Los Vengadores o recientes ediciones de obras de H.P. Lovecraft””.

Por último, Internet no sólo es la clave para la distribución de las novelas y la ampliación del universo de La marca de Odí­n. Además, ha sido un poderoso aliado en el proyecto de promoción de la primera novela de este escritor. Polémico resultó el ví­deo viral en el que, recurriendo al empleo de efectos especiales, se exponí­a un accidente aéreo en pleno centro de la ciudad de Sevilla ””donde reside el autor””, estableciendo una conexión entre el aparatoso choque de dos cazas y el relato de La marca de Odí­n. “En las escasas dos semanas que lleva en funcionamiento ha conseguido más de 3.300 visitas en Youtube y está resultando un gran gancho para llamar la atención sobre la web y el libro”. Le deseamos suerte a este nuevo escritor, que tan agudamente ha sabido sellar un, esperemos, fructí­fero matrimonio entre la literatura y la tecnologí­a en este sentido.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=7pu_b-iKrrY&feature=plcp[/youtube]

Otras noticias sobre...