Lumix LX7

Parece una compacta cualquiera, con una estética algo clásica, pero esconde un corazón de pura calidad fotográfica. Desde luego no es una cámara compacta pensada para el aficionado medio. Por la calidad del objetivo y la presencia de todo tipo de controles manuales, parece más pensada como la segunda cámara de un profesional. No obstante, tampoco es un mal equipo para acercarse a la foto avanzada si no asusta el volumen y peso de una réflex.

Lo primero que llama la atención de la Panasonic Lumix LX7 es el objetivo. Es muy luminoso, es decir, que es capaz de captar gran cantidad de luz. En fotografí­a tradicional se utiliza en número f para indicar la apertura máxima del objetivo. En este caso estamos ante un valor f 1.4 – 2.3. Es mucho más de lo que solemos ver en una cámara compacta normal. Por lo demás se trata de una objetivo angular, con una distancia focal de 24 – 90 mm.

Lumix LX7

Con un valor como este podemos hacer muchas cosas. Por una parte estaremos seguros de que no nos vamos a quedar sin luz prácticamente nunca. Es una gran ventaja con respecto a una cámara menos avanzada. No tendremos problemas para tomar buenas fotos incluso en situaciones muy comprometidas de luz, como un atardecer o en interiores. Es un alivio, porque esta cámara no tiene flash integrado. Eso si, como cámara avanzada que es, cuenta con una zapata para poner un flash externo si queremos jugar con sus efectos.

Otra ventaja de un objetivo muy luminoso es el juego que permite con la profundidad de campo. Este valor indica la distancia que queda enfocada cuando tomamos una foto. Cuanto más luminoso sea el objetivo (y más abierto tengamos el diafragma) menos profundidad de campo obtendremos. Con esto, podemos buscar interesantes efectos de detalle o retratos con fondo desenfocado.

Lumix LX7

Otro detalle importante de calidad es que permita obtener fotos en formato RAW. Este formato no es más que la imagen tal y como la capta el sensor, sin pasar por el procesador de imagen. Son archivos muy grandes, dos o tres veces más que el formato estándar de casi todas las compactas, el JPEG. Ocupa más espacio en la tarjeta de memoria, pero contiene mucha más información. Contar con el RAW es fundamental si queremos retocar la imagen después de la toma en el ordenador.

Tampoco se han olvidado de la grabación de ví­deo, aunque posiblemente aquí­ tendremos que esperar resultados algo más discretos. Puede grabar en formato Full HD (1920 x 1080 Pí­xeles) a 60 cuadros por segundo. Las limitaciones no vienen por las caracterí­sticas técnicas, sino más bien por el mismo formato de la cámara. Grabar ví­deo con una cámara compacta es algo complicado. Debido su escaso peso y dimensiones, es difí­cil mantener la cámara estable, por lo que siempre es más recomendable mantener la cámara apoyada durante la grabación. Además, muchas de las opciones de control manual desaparecen en la grabación de ví­deo.

Lumix LX7

Lo que Panasonic no ha desvelado es el precio que tendrá esta cámara, pero dadas sus prestaciones, con toda probabilidad no será la más barata del escaparate. Lo que si sabemos es cuando podremos comprarla en España. Será al final del verano, en el mes de septiembre.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre... , , ,