D-link

El camino intermedio. Panasonic sigue apostando por lo usuarios que quieren una buena cámara pero no tienen conocimientos avanzados de fotografí­a. La Lumix DMC-FZ200 es un buen ejemplo. Con un diseño clásico de cámara fotográfica, este equipo da la sensación de tener una cámara de verdad entre las manos. Además, incluye uno de los detalles que más gustan a los aficionados, un teleobjetivo enorme.

Con un objetivo como este, podemos buscar el detalle más lejano en nuestras fotos. Tiene un zoom de 24 aumentos. En fotografí­a tradicional de 35 mm, este objetivo equivale a un 25-600 mm. Es una cifra muy alta, que hay que manejar con cuidado. A la hora de tomar fotos aprovechando al máximo esta ventaja, deberemos tener en cuenta algunos detalles que nos harán ganar en calidad en la foto. Para empezar, necesitaremos una buena luz. Si la iluminación es insuficiente es mejor que busquemos un punto de apoyo para la cámara. Y es que trabajar con un 600 mm se puede hacer muy complicado, ya que el más mí­nimo movimiento de la cámara supone un cambio radical en el encuadre de la foto, y esta puede salir trepidada (movida).

Panasonic Lumix FZ200

El sensor es un MOS de 12,1 megapí­xeles, que cuenta con una sistema de reducción del ruido de imagen. Este efecto es el que se produce cuando forzamos la sensibilidad del sensor al máximo porque hay poca luz en el ambiente. Aparecen unos puntos rojos por la foto que delatan que no contábamos con la luz adecuada.

Los 12,1 megapí­xeles pueden parecer una cifra discreta en comparación con lo que podemos ver en algunas cámaras de fotos hoy en dí­a. No obstante, hay que tener en cuenta nuestras necesidades reales. El número de magapí­xeles indica el tamaño de la imagen, no la calidad de esta. Con este valor, podrí­amos imprimir una foto en alta calidad (300 puntos por pulgada), con una tamaño de 33.8 x 25.4 centí­metros.

Otro de los detalles más positivos de esta cámara es la posibilidad de manejar el formato RAW. La mayor parte de las cámaras no profesionales (compactas) no suelen dar esta opción. El formato RAW se corresponde con la imagen tal y como es captada por el sensor, y contiene muchí­sima información. Lo que solemos obtener con una cámara no profesional es un archivo en JPEG, que ya ha pasado por el procesador de imagen. El RAW es un archivo mucho más grande, y por tanto ocupa mucho más espacio en la tarjeta de memoria. Pero si tenemos intención de retocar la fotografí­a a posteriori, es fundamental obtener este formato, ya que si no nuestras posibilidades de retoque quedan muy mermadas.

Panasonic Lumix FZ200

La DMC-FZ200 cuenta con una pantalla trasera móvil de 3 pulgadas. El hecho de que la pantalla se mueva nos permite tomar ángulos extraños a la hora de fotografiar situaciones complicadas. Además es muy útil en la grabación de ví­deo. Si preferimos trabajar con el ojo pegado al visor, la cámara ha incorporado uno digital de 1,3 megapí­xeles. Es un buen valor para un visor digital, y nos permite hacernos una idea bastante aproximada de la foto que vamos a tomar. No obstante, esta sigue siendo la mayor desventaja de este tipo de cámaras frente a una réflex tradicional. Por muy bueno que sea el visor electrónico, su calidad nunca podrá superar a la de nuestro propio ojo.

Panasonic no ha desvelado el precio de esta cámara, aunque si sabemos cuando llegará al mercado. Será al final del verano, en el mes de septiembre. A pesar de que no conocemos su precio, si sabemos que su antecesora, la Lumix DMC-FZ150 salió al mercado hace un año con un precio de 500 euros.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre... , ,