samsung-EX2F

Si la vemos por delante no parece nada nuevo. De hecho, su estética es bastante clásica, un toque “vintage” para una cámara muy moderna. Y es que esta cámara se parece bien poco a las compactas que estamos acostumbrados a ver. Es una cámara inteligente, con conexión WiFi. Las posibilidades de una conexión de este tipo son múltiples. Van mucho más allá de lo que podemos hacer con una cámara tradicional. Lo mejor no es que aporte cualidades complejas, sino más bien, orientadas a facilitar la vida del usuario.

Con una conexión de este tipo podemos olvidarnos de pasar las fotos al ordenador con un cable. Simplemente, al llegar a casa, basta con encender la conexión WiFi. Si lo hemos configurado adecuadamente, las fotos pasarán solas a nuestro ordenador o disco duro.

Samsung EX2F-2

Esta conexión también puede interactuar con nuestro smartphone o teléfono inteligente. A través de una aplicación gratuita, el teléfono puede convertirse en un periférico de la cámara. Nos sirve para utilizarlo como disparador remoto o para ver las fotos al instante en una pantalla más grande. Además, si estamos grabando un ví­deo, podemos utilizar la pantalla del teléfono como un monitor externo en el que ver que es lo que se está grabando.

Las posibilidades del teléfono como periférico de la cámara vienen también de la mano de la conectividad. Si queremos dar una salida rápida a los fotos, podemos utilizar la conexión 3G del teléfono para subirlas a redes sociales o plataformas de al almacenamiento en la nube.

Pero el WiFi no es el único punto positivo de la Samsung EX2F. La cámara ofrece unas prestaciones muy altas para tratarse de una compacta. La luminosidad del objetivo es uno de los puntos más destacados. Ofrece una valor máximo de apertura f 1.4. Con esto, vamos a tener muy pocos problemas para sacar fotografí­as en situaciones de luz escasa, como atardecers o interiores.

samsung-EX2F-3

Además, una valor tan alto de apertura de diafragma nos permite jugar con la profundidad de campo. Con f 1.4 la distancia que queda enfocada es muy pequeña, por lo que podemos jugar con efectos de detalle o retratos con el fondo desenfocado. Por lo demás, es objetivo es de tipo zoom de 3,3 aumentos, lo que en fotografí­a tradicional se considera un objetivo 24 – 80 mm.

El sensor es de tipo reitroiluminado y ofrece una resolución máxima de 12,4 megapí­xeles. Puede parecer un número bajo en comparación con otras cámaras que vemos en el mercado, de inferior calidad. Sin embargo, hay que tener en cuenta la necesidad real que tenemos en este sentido. Con 12,4 megapí­xeles conseguir una foto de 4000 x 3000 puntos. Con este tamaño, podrí­amos imprimirla en un tamaño máximo de 33.7 x 25.4 centí­metros a máxima calidad (300 puntos por pulgada). Es muy raro que estemos buscando una foto de este tamaño, a no ser que queramos empapelar las paredes de nuestra casa con las fotos.

Además, la Samsung EX2F también graba ví­deo en calidad Full HD (1080 p.), y podemos tomar fotos al mismo tiempo que lo hacemos. Es una gran cámara, que mira de frente a réflex de inicación, en un formato más pequeño y cómodo. Eso si, no podemos esperar un precio mucho más bajo. Se pondrá a la venta en Estados Unidos por 550 dólares (426 euros al cambio actual). Aun no sabemos cuando estará disponible en Europa.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre... , , ,