Hay quien los da por muertos, pero los netbook se siguen vendiendo, y siguen convenciendo a muchos. Acer renueva uno de sus modelos más populares, el Acer Aspire One, y lo hace como de costumbre prestando atención al diseño y a los detalles. Llama la atención la resolución de la pantalla, 1366 x 768 pí­xeles. Es una cifra bastante alta para un netbook, considerados los hermanos baratos de los ordenadores portátiles. Claro que tampoco es de los más pequeños. El monitor tiene un tamaño de 11,6 pulgadas de diagonal. Teniendo en cuenta la resolución, el Acer Aspire One 725 es uno de los netbook con mejores monitores que podemos encontrar. Además, su peso no se resiente demasiado: apenas 1,2 Kg. Más pesado que una tableta, pero lo suficientemente ligero como para llevarlo todo el dí­a a cuestas sin problema.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

En cuanto a la potencia, el Acer Aspire One 725 cuenta con un procesador AMD C-60. Se trata de un chip de doble núcleo que alcanza velocidades de 1,3 Ghz. El procesador AMD es más barato que sus equivalente de Intel, y está especialmente concebido para este tipo de ordenadores pequeños. Cuenta además con hasta 4 GB de memoria RAM. Teniendo en cuenta las tareas que se le suelen encargar a un netbook, el Acer Aspire One 725 cuenta con suficiente potencia como para funcionar con fluidez. Eso si, no debemos olvidar la función para la que están concebidos este tipo de ordenadores: navegar por Internet, correo etc. Si queremos manejar programas de edición gráfica o instalar juegos punteros tendremos grandes dificultades.

El ordenador cuenta con un disco duro de hasta 500 GB. Para hacernos una idea, en este volumen de almacenamiento podrí­amos guardar más de medio millón de minutos de música o unas 100.000 fotografí­as en formato JPEG. No obstante, es un tamaño relativamente pequeño si lo comparamos con los discos duros de 1 o 1,5 TB que ya incluyen habitualmente ordenadores más grandes.

Además, cuenta con un lector de tarjetas para mejorar la conectividad del equipo. Es compatible con los formatos MMC, MS, MS PRO y xD, además del más universal de todos, el SD. También cuenta con antena WiFi integrada.

El Acer Aspire One 725 está disponible en dos colores, negro y azul. Forma parte de la gama más seria de estos netbooks, y se echa de menos un poco más de variedad en los colores. Contrasta con el alarde de colorido que hace la marca en otra de sus series de miniportátiles más conocidas, el Acer Aspire One Happy.

Por el momento no conocemos cuando estará disponible este netbook en nuestro paí­s. Asimismo, Acer tampoco ha dado a conocer el precio que tendrá. Suponemos que la marca taiwanesa ajustará los costes al máximo, ahora que estos pequeños equipos están perdiendo mucho fuelle. Su principal ventaja radica en lo ligeros y pequeños que son, pero no resultan ni de lejos tan atractivos como el gadget de moda: las tabletas.

 

 

Noticias relacionadas

Otras noticias sobre... ,