clave segura 1

Por desconocimiento o por falta de experiencia, lo cierto es que la mayorí­a de los ciudadanos protegen sus datos personales, sus accesos a Internet, y los accesos a sus buzones de correo y otros con contraseñas demasiado sencillas, en algunos casos incluso infantiles. Es muy habitual encontrarse con combinaciones como 123456, abcdefg, o qwerty. Todos tenemos la tendencia a utilizar combinaciones sencillas de recordar como nuestra fecha de nacimiento o la de un ser querido, el nombre de los hijos o el de una mascota, el propio número de teléfono o incluso la dirección postal. Para poner las cosas más “difí­ciles” hay quien además apunta la contraseña del router en una etiqueta y la pega debajo, y hace lo mismo con el ordenador.

Cuando los ordenadores no se conectaban a Internet, y estaban seguros en casa, no habí­a demasiado problema. Ahora que lo llevamos a todas partes y que nos conectamos para todo tipo de tareas, incluso bancarias, la importancia de una contraseña segura se ha disparado. Vamos a darte unas claves que te permitirán lograr contraseñas más seguras. En primer lugar es imprescindible que utilices distintas contraseñas para cada ordenador y teléfono, y para los diversos servicios y páginas en las que te has dado de alta. Tus contraseñas no deben estar compuestas solamente de palabras o de números. Es más seguro que combines ambas cosas, y nunca con un orden consecutivo. Nunca se deben utilizar palabras reconocibles o que estén en el diccionario, ni tí­tulos de pelí­culas o de novelas. Tampoco nombres propios de personas o animales.

clave segura 2

No te pienses que los hackers van a buscar sobre todo palabras en otros idiomas ajenos al español. Utilizan potentes programas de descifrado de contraseñas que incorporan diccionarios en la mayorí­a de los idiomas. Una contraseña sencilla en inglés es tan vulnerable como una en español. De igual manera, no emplees terminologí­a informática, de piratas o de hackers, porque van a ser las primeras palabras de la lista a la hora de buscar tus contraseñas. No se te ocurra utilizar información personal como fecha de nacimiento, el dí­a de su cumpleaños o el de sus familiares, el dí­a de tu boda, etcétera. A veces quienes intentan averiguar nuestras contraseñas para violar la intimidad o la información personal nos conocen, y pueden acceder a estos datos personales.

Si piensas que es más seguro utilizar una palabra o palabras normales pero invertidas, desengañate “allertse” es tan vulnerable como “estrella”. Es un truco muy viejo, que hace mucho tiempo está incluido en los programas para descifrar claves. Lo ideal serí­a no escribir la contraseña en un papel, ni siquiera en un fichero que se guarde en el ordenador o en una llave de memoria. Siempre se puede perder. Por desgracia, tenemos tantos dispositivos electrónicos, tantas cuentas, tantas contraseñas en definitiva, que hay que acabarlas apuntando en algún sitio. Asegurate de poner a buen recaudo y en lugar seguro tus contraseñas. En muchas páginas web, te ofrecen la posibilidad de registrar una pregunta para recuperar tu contraseña. Por desgracia es una pregunta fácil como tu edad o el colegio fuiste. Mejor no lo utilices porque cualquiera podrí­a recuperarla en tu lugar.

Para construir una contraseña robusta es mejor utilizar palabras fuera del diccionario, o frases completas pero sin separar las palabras con espacios. Cuantos más caracteres tiene una contraseña, más difí­cil es de descifrar. A continuación, puedes sustituir algunas palabras por números, y no necesariamente con su orden dentro del alfabeto. Aumentarás la seguridad si sustituyes algunos caracteres en minúsculas por los mismos pero en mayúsculas. Por fin, si el sistema de contraseñas lo permite, puedes acabar sustituyendo algún carácter por signos extraños como & o $. Si no estás convencido de la fortaleza de tus contraseñas, siempre puedes someterlas a prueba. Password Meter es una página web en donde introduces tus contraseñas, y te dicen cuán difí­ciles son de reventar, y si examinas el cuadro que aparece debajo de tu contraseña, te dan pistas para mejorarla.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.