amazon_kindle_1

La campaña de estas Navidades puede resultar decisiva para la transición desde el libro impreso al libro electrónico en los campos de la literatura de ficción y de las obras de referencia. Las grandes tiendas en lí­nea como Amazon acostumbran a anunciar que cada vez venden más tí­tulos en formato digital que en papel. Los primeros puestos de las listas de superventas comienzan a estar copados por libros electrónicos, al menos en Estados Unidos.

Para que los libros electrónicos triunfen realmente es necesario que proporcionen una experiencia similar a leer un libro en papel. Esto es lo que opina Bill Thompson, periodista independiente que trabaja para la BBC. Una de las principales rémoras del libro digital es su precio caro. Las editoriales se resisten a aceptar que cobran demasiado por un tí­tulo electrónico. Los consumidores no están dispuestos a pagar la misma cantidad de dinero por un puñado de bits que por un libro encuadernado.

amazon_kindle_2

Los lectores y todo el mercado saben perfectamente que cuesta menos enviar un libro digital por la Red, que comprar papel, hacer libros y transportarlos por todo el mundo, destaca Bill Thompson. Por otro lado, la distribución digital de libros implica una separación entre los derechos de propiedad y los de autorí­a. Para Thompson, cuando uno compra un libro impreso, se convierte en dueño del papel, la tinta y el pegamento del objeto, pero nunca se es propietario, ni nunca lo será del derecho de autor.

Por el contrario, cuando uno compra un libro electrónico solamente adquiere una licencia para mirar una copia; los usos están limitados tanto por la legislación de derechos de autor como por los términos de la licencia. Esto lo saben bien los usuarios del iPad y del Kindle, que no pueden prestar los libros electrónicos que compran a sus amigos del mismo modo que lo harí­an un libro fí­sico, ni tampoco pueden revenderlos de segunda mano.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día a +4.000 suscriptores

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.