2010_02_10_Fiascos1
El próximo 11 de marzo se celebra en Barcelona la segunda entrega de los Fiasco Awards. Organizados por un grupo de expertos en Nuevas tecnologí­as y sin ánimo de lucro, estos precios fiasco tratan de señalar, con sentido del humor, los dispositivos, servicios o tecnologí­as que, por diferentes motivos, han acabado en Fiasco.

El perí­odo de nominaciones de los Fiasco Awards ha terminado y los nominados de este año no sólo son muy conocidos, sino que van a a generar bastante polémica. Como sus propios creadores indican, no hay que olvidar que los fiascos son relativos y que forman parte de la treyectoria natural de las empresas a la hora de crear tecnologí­as que sí­ funcionan. Ahora y sin más dilación, os presentamos a los cuatro primeros nominados.

ipadrazones1

Apple iPad

Aunque a algunos fanboys talibanes no les haga mucha gracia, el iPad de Apple es el primer candidato a Fiasco. Aunque está concebido como navaja multiusos, muchos se preguntan todaví­a para qué les puede servir exactamente esta nueva propuesta de Apple. Útil  o no, lo que está claro es que el iPad abre camino en un mercado en el que la necesidad del consumidor aún no existe. Hay que crearla. Y eso siempre es un riesgo.

2010_02_10_Fiascos2

Xing

Esta red social orientada a profesionales del networking se basó en una buena idea, la de visualizar la red de contactos como una red (un concepto heredado de la teorí­a de seis grados de separación). Sin embargo, su uso no ha acabado de cuajar entre los usuarios, que han acabado huyendo a Linkedin o incluso a Facebook.

2010_02_10_Fiascos3

Google Wave

Hace unos meses, Google movilizaba a la prensa tecnológica con la presentación de Google Wave, una herramienta online pensada para el trabajo en red que aglutinaba e-mail, mensajerí­a instantánea, corrector ortográfico y un traductor instantáneo. A dí­a de hoy, los usuarios siguen tratando de encontrarle alguna utilidad. Todo indica que este fiasco será devorado por Google Buzz.

2010_02_10_Fiascos4

La videollamada

Muchos fabricantes siguen dotando a sus teléfonos móviles de una cámara frontal para videollamadas cuando nadie parece usar ese servicio. Poco explicado por las operadoras y con fundada fama de carí­simo, el servicio de videollamada está condenado a desaparecer. Buena prueba es que cada vez menos móviles de última generación llevan cámara frontal.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.