tv-3d-2

Ya nadie es ajeno a lo que hoy dí­a conocemos como tecnologí­a 3D. Pero, ¿estamos realmente equipados en casa para poder exprimir las posibilidades de los ví­deos en tres dimensiones? Tenemos que saber que, para empezar, tendremos que adquirir un televisor compatible. Sabremos que está preparado para este sistema si, ante todo, dispone de una función de refresco de imagene rápida, con una velocidad mí­nima de 120 Hz (aunque es recomendable que lo haga a mayor frecuencia, a partir de 240 Hz). Sony, Samsung o Sharp empezarán en breve con el bombardeo comercial de este tipo de pantallas.

tv-3d-3a

También harán falta una gafas que ejecuten la ilusión del efecto 3D (que no es otra cosa que la emisión alternada de dos imágenes sensiblemente distintas que, reconstruí­das como una única en nuestro cerebro, proporcionan la sensación de profundidad). Las lentes que se han acabado por estandarizar son polarizadas, con un acabado que impide el tránsito de la luz y favorece el efecto que finalmente reconoceremos como tridimensional. También será preciso una fuente emisora de contenidos. Para ello, algunas empresas ya han probado con éxito la retransmisión de contenidos estereoscópicos mediable fibra óptica o emisiones de TDT. Y, por supuesto, también se contemplan soportes fí­sicos para el 3D, un terreno donde cobra especial importancia el Blu-Ray.

Leer todo sobre la TV en 3D

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre...