italialey2

Después de la polémica, el Ejecutivo italiano ha decidido dar marcha atrás a la aprobación de una nueva ley sobre Internet. Fue el pasado 13 de diciembre cuando el primer ministro Silvio Berlusconi anunció que se presentarí­a un proyecto de ley para un mayor control sobre Internet. Las manifestaciones en contra no tardaron en salir a la luz, y después de una reunión con los máximos representantes de las compañí­as proveedoras y las redes sociales, el titular de Interior Roberto Maroni se ha retractado de lo dicho y ha anunciado que se pensará en un código de autorregulación, en lugar de una propuesta legislativa.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

italialey1

Pero contrariamente a lo que ha pasado en España con la ley de la ministra González-Sinde, el Gobierno italiano ha tenido que retractarse en vistas a la futurible revolución de los internautas y quién sabe si por la última agresión que Berlusconi sufrió hace unos dí­as. Según ha explicado el ministro Roberto Maroni, se espera que a partir de ahora se puedan elaborar varias propuestas en una mesa de diálogo para dar a luz un código de autorregulación, lo que supondrí­a medidas menos estrictas que las de una ley aprobada por la representación polí­tica del paí­s.

italialey3

La primera propuesta que hizo el Ejecutivo de Berlusconi puso los pelos de punta a los internautas, a la prensa (con su temor a ser censurados), al resto de representación polí­tica y a la ciudadaní­a en general, ya que pretendí­an establecer un mayor control sobre la Red. Según ellos para evitar la actuación de grupos que promueven el homicidio, el terrorismo y la mafia. Por si esto fuera poco, los delitos informáticos serí­an penados duramente y las manifestaciones callejeras reprimidas como en el peor de los tiempos. El caso es que por ahora la ley se encuentra en standby, a la espera de que se abra un debate entre las partes implicadas.

Fotos de: vasvas, roel driever y Michella Betuzzi