stop-volumen-descarga

Ocurre con relativa frecuencia que los intereses de las grandes empresas y los de los ciudadanos entran en conflicto. Es lo que pasa en la actualidad, cuando desde la Organización Europea de Operadores de Telecomunicaciones (Etno) han afirmado que las tarifas planas de Internet tienen que acabarse. Por lo visto, consideran que el aumento del volumen de datos que soporta la Red ha perjudicado a la rentabilidad del negocio.

ETNO,  que reúne a los principales operadores de Europa, llegó a la conclusión de que las tarifas planas no tienen futuro durante un encuentro celebrado en Sevilla a principios de mes. Su propuesta de cambio es cobrar por volumen de descarga. Como la factura del agua o de la luz cuando no son comunitarias.


internet6
Uno de los argumentos que esgrimen es, como ya hemos mencionado, el aumento de la cantidad de datos que circulan por Internet. Incluso esperan que se incremente. Dicho crecimiento les llevarí­a a tener que invertir en infraestructuras, cuyo coste cifró el director de Etno, Michel Bartholomew, en torno a unos 300.000 millones de euros. Otra razón que alegan es que «no es justo» para los propios internautas que paguen igual quienes descargan un gran volumen de información que los que se limitan a un tráfico pequeño.

En resumen, los principales operadores de nuestro continente se plantean eliminar un servicio, o restringirlo, ante la amplia demanda actual. Lo que se traduce en que tendrán mayor facilidad para acceder a Internet los ciudadanos mejor posicionados económicamente. No deja de ser un ejercicio de desfachatez. Sobre todo si encima se tiene en cuenta que en muchos paí­ses vivimos en la era del ciberdespacio, que en España las conexiones de banda ancha son un 50% inferiores a lo anunciado y que, para más inri, las cuotas que se deben abonar son excesivas para un servicio tan mediocre.  Habrá que seguir de cerca la evolución de los planteamientos de Etno y de los diferentes gobiernos para saber en qué concluirá todo.

Estarí­a bien no obstante que las empresas de telecomunicaciones publiquen números, porque una cosa es no poder permitirse una fuerte inversión y otra es apretar las tuercas a los clientes para eludir lo que en realidad es su obligación, ofrecer unas buenas prestaciones. El libre acceso a la información no deberí­a ser un lujo.

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.