2009_08_28_StarwarsRoom1

Las imágenes que veis corresponden a la impresionante, apabullante y demoledora colección de objetos de La Guerra de Las galaxias que decoran el domicilio de un coleccionista anónimo. Tenemos serias dudas de que todas las fotos correspondan a la misma casa, pero no dejan de ser un ejemplo ilustrador de lo que es el coleccionismo llevado al extremo.

2009_08_28_StarwarsRoom2

2009_08_28_StarwarsRoom3

2009_08_28_StarwarsRoom4

Una gran parte de los especí­menes macho de la especie humana tienden a coleccionar compulsí­vamente objetos frikis durante su adolescencia. Algunos incluso tienen la suerte de seguir manteniendo esa pasión a los 30 pero, generalmente y salvo honrosas excepciones, las hembras de la especie se aseguran de quitar esas ideas tontunas a sus compañeros y si no los cachorros o la hipoteca se encargan de ello.

2009_08_28_StarwarsRoom5

2009_08_28_StarwarsRoom6

Dicho esto, sólo cabe suponer que el propietario de esta casa, si realmente toda la colección es de una sola persona, no sólo nunca ha pasado por el trance de conocer sujetos de su misma especie y sexo contrario sino que, además, está forrado hasta el tuétano. No hay más que ver las fotos de su pisito.

2009_08_28_StarwarsRoom7

2009_08_28_StarwarsRoom8

El detalle de la imagen de Vader presidiendo el retrete no tiene desperdicio. Lo curioso del asunto es que, aunque tiene un serio problema con su pasión por el universo Star Wars, también tiene buen gusto para la decoración. La envidia, pese a todo, nos corroe.

Ví­a: Geekologie

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Otras noticias sobre...