Spotify

Hasta ahora lo habí­an mantenido en secreto. Pero a estas alturas ya se sabe que, desde el año 2008, las principales discográficas que mueven el cotarro han sido accionistas de Spotify. El famoso programa de streaming, cuyo éxito no ha llegado hasta hace pocos meses, superó con creces el millón de usuarios en marzo y periódicamente va recibiendo de parte de las discográficas, centenares de catálogos repletos de miles canciones. Pero la pregunta es ¿porqué Spotify ha escondido este dato? ¿cuáles eran sus temores?

Entre la lista de accionistas figuran discográficas de la talla de Warner Music, Sony BMG, Universal Music o EMI, entre otras. Lo cierto es que el hecho de que las multinacionales firmaran en secreto la compra de acciones de Spotify es cuanto menos extraño. Para empezar, porque no están incurriendo en ningún hecho ilegal, sino que apuestan, por fí­n, por otro modelo de negocio con el que salvar el pellejo y lidiar con la piraterí­a.

Sony Music cuenta con el 5,8%, Universal Music el 4,8%, Warner Group un 3,8% y EMI el 1,9%. Queda un 1% restante de las discográficas independientes y da un total del 17,3%, del que se desprende una inversión total de 8,8 millones de euros pagados en concepto de acciones.

¿Son los artistas el monstruo a quien temen las discográficas? Esos cuyo trabajo se vende como el pescado para enriquecer mayormente a las multinacionales. Pero, ¿y si fuera iTunes la principal razón de su silencio? De hecho, se sabe que Apple todaví­a no ha dado el visto bueno a la aplicación diseñada por Spotify para el iPhone. La primera señal de guerra comercial entre la compañí­a de la manzana y este particular caballo de Troya de las discográficas, llamado Spotify.

Fotos de: Ian Muttocjsveningsson y bisonblog / Ví­a: Washington Post

Otras noticias sobre... ,