2009_01_27_mesa arcade1

Esta original pieza de mobiliario puede ser el sueño de muchos treintañeros que disfrutaron de las salas recreativas en su infancia. La firma Surface Tension y se trata de una mesa de centro para el salón que esconde en su interior un PC completo con conexión WiFi y sistema de altavoces. Para rematar la obra, un cuadro de mandos inspirado en las antiguas máquinas arcade. El monitor, de 19 pulgadas, queda oculto bajo una lustrosa superficie de cristal oscuro y el equipo lleva preinstalada una colección de juegos antiguos a los que puede unirse cualquier emulador de la conocida saga MAME.

2009_01_27_mesa arcade2

El ordenador de a bordo de esta mesa tecnológica no es lo último del mercado, pero ofrece la potencia necesaria para el uso que se le va a dar. Está movido por un Intel Pentium Dual Core ”“el fabricante no informa de la velocidad en megahertzios del procesador-, 160 GB de disco duro y 2 GB de memoria RAM. También dispone de unidad óptica DVD, conexiones de red Ethernet e inalámbrica 802.11g, dos puertos USB y salida de ví­deo HDMI por si queremos conectar el equipo a la tele del salón.

Esta mesa de Surface Tension ofrece todo tipo de opciones de personalización, por lo que los más sibaritas pueden solicitar cualquier cambio en la configuración que crean necesario.

2009_01_27_mesa arcade3

En el apartado de software, el ordenador lleva preinstalados los dos paquetes de juegos de la colección Taito Legends. No obstante, el equipo también lleva integrada la plataforma MAME de emuladores de juegos clásicos y cualquier usuario mí­nimamente avispado puede instalar nuevos juegos que le apetezca. Siempre y cuando la configuración de hardware del equipo lo soporte.

En este sentido, uno de los mayores aciertos de esta mesa para geeks es la consola abatible de su lateral, equipada con dos juegos de mandos de recreativa separados por una TrackBall central que hace las veces de ratón. Surface Tension ofrece extras como teclados inalámbricos Logitech, aunque las conexiones del PC de su interior permiten elegir cualquier dispositivo de entrada que nos apetezca.

Cuando no se usa, la consola de mandos se pliega en el interior de la mesa, cuyo tamaño es de 120 x 70 x 43 centí­metros. El comprador puede elegir entre acabados en varios tonos de madera o lacado en negro. La mesa-arcade de Surface Tension cuesta la friolera de 2.999 libras (3.230 euros al cambio). Con semejante precio, a más de uno se le pasará por la cabeza comprar una mesa de Ikea, un PC y dos  juegos de mandos en la tienda de informática de la esquina y montarse el equipo por su cuenta. Al más puro estilo bricomaní­a o Piratas del Ikea. Seguro que sale más barato.

Via: Bornrich

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Otras noticias sobre...