El equipo de seguridad de Monster.com no escarmienta. La bolsa americana de empleo ha sufrido por segunda vez, en un plazo de dieciocho meses, otro ataque a su base de datos. En esta ocasión, los ladrones se han filtrado por un agujero de seguridad para conseguir los datos personales del currí­culum de 4,5 millones de personas, según indica el periódico The Times. Pero como ya pasó en la primera ocasión, Monster.com ha querido esconder al máximo unos hechos lo suficientemente graves como para ponerse en alerta.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp


Los datos personales que se han robado son nombres, contraseñas, números de teléfono, fecha de nacimiento y sexo. Lo que ha hecho Monster.com, una vez destapado el asunto, ha sido colgar un comunicado en su web recomendando a los usuarios que modifiquen su contraseña de acceso a la cuenta registrada en la página. Lo único que se ha dignado a especificar Monster.com ha sido que los asaltantes no han llegado a obtener datos personales tan importantes como los números bancarios y de la seguridad social. En otro caso parecido, el de los hoteles Best Western, no corrieron la misma suerte.

Eso sí­, cualquier información referente a la identidad de los ladrones o a los fines de este robo ha quedado en el más estricto de los secretos, cómo un déjí  vu del primer robo en agosto de 2007. En aquella ocasión, una intrusión costó los datos personales de 1,3 millones de candidatos. Y ya entonces, el equipo de seguridad de Monster.com prometió ponerse las pilas en esto de preservar datos tan personales de sus clientes. ¿Tendremos que esperar a eso de que a la tercera va la vencida?

Foto original de: juan23for / Ví­a: El Paí­s

Otras noticias sobre...