Es un jacuzzi especial embarazadas. Lo ha diseñado la californiana Darling Dushinka, para el dí­a más especial de todas las madres: el del nacimiento de su hijo. La bañera ha sido bautizada como Waterbirth Vessel y su principal función es la de hacer más agradable el parto a las mujeres. Para ello, utilizan la técnica de dar a luz en el agua, recreando un espacio en condiciones, para que tanto la madre como el hijo puedan sentirse a gusto en un momento tan importante como este.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp


La bañera está hecha de poliestireno y se encuentra totalmente adaptada a las necesidades de la mamá, con hidroterapia y masaje incluidos. Lleva un asiento regulable para el momento del parto y otro para que la pareja pueda sentarse y echar un cable si se tercia. Como podéis ver en la imagen, la partera goza de bastante espacio para moverse con libertad al tiempo que dispone de un sistema de hidroterapia relajante y masajeadores en la espalda. Si a esto le sumamos el poder aliviador del agua, la cosa puede ir fenomenal.

Pero la Weterbirth Vessel todaví­a es un concepto que sólo está sobre el papel. Habrá que ver si hospitales y clí­nicas se atreven a invertir en bañeras como esta. Mientras tanto, las mujeres seguirán  pariendo en camilla.

Ví­a: Bornrich