No es el coche del cantante argentino Andrés Calamaro. Es un prototipo para Audi que ha diseñado un estudiante llamado Tibor. El concepto fue presentado en el certamen que la firma Porsche organizó en Hungrí­a, quedando en la primera posición.

Entre lo más fascinante del vehí­culo aparte de su aspecto) está el hecho de que puede navegar y planear sobre aire, en un empeño de su creador, por dejar de viajar con los pies (o las ruedas) en la tierra.

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp



El diseño, totalmente futurista e innovador tiene una razón de ser. Al igual que su nombre “Calamaro“. Por lo visto el coche está inspirado en la sepia. Sí­, ese animal marino que solemos zamparnos a la plancha y con limón. El diseñador, en un alarde de imaginación, ha concluido que las formas de este Audi Calamaro nos la pueden recordar un poco.

Pero como pasa con todos los conceptos, el Audi Calamaro está muy lejos de convertirse en un modelo real. Aun así­, hay que seguir alimentando la imaginación con vehí­culos como éste o el Quattroflex, otra de las criaturas que alimenta nuestros sueños de futuro.

Ví­a: Dvice