Un ataúd sobre ruedas 4
Hemos visto ataúdes de lo más friki, con diseños sorprendentes que atraerí­an incluso a amantes de la cerveza. Y están muy bien, pero ninguno se mueve. Éso es precí­samente lo que distingue a este Ataúd-minikart. Uno de esos pequeños coches de carreras que usa un ataúd de carrocerí­a. O un ataúd modificado con componentes de un minikart, según se mire.

Un ataúd sobre ruedas 4
Lleva un volante, pedales y un pequeño motor a gasolina. Su creador, un húngaro aficionado al mundillo de los minikarts, ha empleado un ataúd de doble tapa giratoria (con goznes, como los de una puerta). Así­, sólo habrí­a que abrir la puerta trasera para sacar la cabeza mientras conducimos y poder ver lo que tenemos delante.
Un ataúd sobre ruedas 4

Un curioso diseño casero para sacarlo a pasear en sitios pequeños y controlados, como el jardí­n de casa o algún descampado en el que no interrumpamos el tráfico. Y es que así­, sin espejos retrovisores ni faros ni otros puntos de equipamiento básicos en todo coche, nos da que la última multa que nos pondrí­an serí­a la de hablar por el móvil al volante.

Ví­a: CoolBuzz

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día a +4.000 suscriptores

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.