Cientí­ficos estadounidenses desarrollan córneas artificiales para trasplantar a personas que han perdido la vista 3
Investigadores de la Universidad de Stanford han desarrollado una córnea artificial bastante prometedora. Todo parece apuntar que podrá cumplir su función en los ojos humanos. Un descubrimiento que podrí­a mejorar la vida de muchos pacientes con problemas de visión

Para entender mejor el avance debemos saber que la córnea es una capa transparente que se encuentra en la parte anterior del ojo. La córnea se podrí­a comparar con la superficie de vidrio de un reloj ya que es la lente que está delante del ojo. Junto con el cristalino es la pieza que nos permite enfocar la vista. Al ser transparente deja pasar los rayos de luz hasta el interior del ojo para que se enfoquen en el cristalino y se forme la imagen en la retina. Por eso, y para una visión óptima, es muy importante que la córnea sea transparente y no tenga deformidades.


Cientí­ficos estadounidenses desarrollan córneas artificiales para trasplantar a personas que han perdido la vista 3

A veces la córnea pierde transparencia o se deforma. La solución para seguir viendo, desde 1906, es el trasplante de córnea. Una operación en la que se reemplaza la cornea defectuosa del paciente por la cornea de un donante.

El primer transplante de córnea lo realizó en 1906 el oftalmólogo Eduard Konrad Zirm. La operación se realizó en Checoslovaquia y el paciente se llamaba Alois Glogar. Desde aquella primera experiencia hasta ahora, la técnica se ha perfeccionado mucho. Hoy la operación dura una hora y se hace con anestecia local. Además, como la córnea no tiene vasos sanguí­neos la probabilidad de rechazo es muy baja (el 90% de la opeaciones son exitosas). Según el Eye Bank Association of America, en Estados Unidos, desde 1990 se realizan anualmente cerca de 40.000 transplantes de córnea.

Esta córnea artificial (que funciona como la un donante) está fabricada con dos tipos de polí­meros que tienen cierta semejanza con el material del que están hechos las lentes de contacto suaves. Una de las capas es sumamente resistente mientras que la otra está especialmente diseñada para absorber agua, cualidad que debe cumplir la córnea debido a que muchas de las funciones nutritivas de la misma son imposibles sin el constante intercambio de lí­quidos. Se estima que unos diez millones de personas en todo el mundo que han perdido la vista y que podrí­an recuperarla con un transplante de córnea.

Ví­a: WebMD

Recibe nuestras noticias

De lunes a viernes mandamos un newsletter con los titulares del día

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

Otras noticias sobre... ,