Zero-Gee, un sillón para trabajar tumbado 3

Este asiento informatizado es más adecuado para casa que para la oficina. Y es que este sillón reclinable Zero-Gee es más para trabajar tumbado que sentado y la imagen de un trabajador tirado “a la bartola” no encaja con lo que el jefe espera de ti en la oficina (aunque todo es posible).

La silla está diseñada para que tengamos a mano todo lo que necesitamos para manejar el PC. Uno de los soportes coloca la pantalla a la altura y distancia idóneas, mientras que frente a nosotros encontraremos un panel sobre el que colocar el teclado.

También podemos apoyar el teclado en las piernas, y usar la batea para apoyar las notas y documentos. A uno de los lados hay una bandeja en la que podemos poner bolí­grafos, material de oficina o una bebida fresquita para acompañar.

Zero-Gee, un sillón para trabajar tumbado 3

La idea del invento es solventar las molestias y los trastornos derivados de una postura inadecuada frente al ordenador. Según indica su fabricante (la firma neozelandesa Vision), sobre el Zero-Gee adoptamos una postura más cómoda que en la tí­pica silla de despacho. El sillón de acero galvanizado, pesa 40 Kg y cuando está totalmente reclinada mide un metro y medio.

La compañí­a también hace referencia al hecho de que con este sillón trabajamos o jugamos en posición de “gravedad cero”. Aquí­, empiezan a desbarrar afirmando que la posición del cuerpo es parecida a la situación flotante de ingravidez que sienten los astronautas en el espacio. Chismes aparte… queda claro que los chicos de marketing se lo montan a lo grande tanto aquí­ como en las antí­podas.

Ví­a: Bornrich

RECIBE NUESTRO NEWSLETTER
Suscríbete para recibir las últimas noticias de tecnología en tu buzón. Te mandaremos un único mail al día con el resumen de los titulares de las noticias, trucos, comparativas, reviews publicadas en nuestras webs.
Servicio ofrecido por Mailchimp

Otras noticias sobre...